PORQUE NO DEJAN QUE ME EXPRESE LIBREMENTE

CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOGGER

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG.

ESTE ES MI NUEVO SITIO (todavía en construcción), AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA, GRACIAS.

lunes, 14 de mayo de 2012

Dieta para la Ansiedad


¿Qué causa la ansiedad?

Dieta para la Ansiedad

Cinco comportamientos a evitar

"Todo parece indicar que la epidemia más acuciante de los últimos tiempos es la ansiedad. El ritmo vertiginoso con el cual giran las grandes ciudades nos contagia y nos obliga a seguir una velocidad para la cual no estamos preparados y que en ocasiones nos hace explotar. Así, cada vez son más las personas que buscan remedios para combatir la ansiedad.

Sin embargo, el primer gran paso es saber qué causa la ansiedad porque solo de esta manera podremos atacar el problema desde sus raíces. En este sentido, existen cinco comportamientos y formas de pensar que debemos evitar a toda costa si deseamos realmente eliminar la ansiedad de nuestras vidas:

1. La evitación.

Si evitas todo lo que temes o lo que no te gusta, estarás enseñándole al niño pequeño que existe dentro de ti que es bueno y reconfortante evitar todas las cosas negativas. Este es el principio del desastre ya que de esta forma, cada vez evitarás más y más situaciones, solo porque no te agradan. Al final, terminarás con un montón de asuntos sin resolver que te causarán una gran tensión.

La evitación no siempre es una buena estrategia de afrontamiento de los problemas. En ocasiones, simplemente debemos asumir las dificultades e intentar vencerlas de la mejor forma posible, sin recriminarnos por los resultados.

2. La búsqueda de reafirmación.

Si cada vez que enfrentamos un problema debemos acudir a otra persona para que lo solucione en nuestro lugar, jamás aprenderemos a valernos por nuestra cuenta. Buscar la reafirmación puede ser una buena estrategia en algunas oportunidades y sin lugar a dudas nos hace sentir bien pero cuando se convierte en un estilo de afrontamiento ante cada dificultad, solo crea inseguridad.

Obviamente, cuando no tengamos más a una persona que nos brinde consuelo y nos reafirme, el mundo se nos caerá abajo y desarrollaremos una ansiedad agobiante. De hecho, con mucha probabilidad esta es una de las principales causas de la cantidad de suicidios que se están produciendo en nuestros días.

3. La distracción.

Vivimos en la era de la distracción, prácticamente todo lo que nos rodea es una distracción de la esencia. Y a todos nos resulta mucho más cómodo distraernos que enfrentar nuestras responsabilidades. No obstante, si te distraes de la esencia, terminarás sin lograr tus objetivos y esta es precisamente una de las principales causas de la ansiedad.

Si te has propuesto un objetivo, simplemente focalízate en lograrlo y abstráete de todas las distracciones que aparecen a su alrededor. Si te sientas en el ordenador a escribir un artículo, olvídate de las redes sociales y del correo electrónico; si tienes planificado abandonar la empresa porque quieres iniciar una actividad en propio, olvida las propuestas que solo te harán perder tiempo y ve a por tu objetivo.

4. El escrutinio permanente.


Muchas personas se sienten ansiosas porque se sienten ansiosas. Ahora explico este trabalenguas: se escrutan constantemente en la búsqueda de signos de ansiedad y, cuando los encuentran, le temen a los mismos y a sus consecuencias. Es un círculo viciosos donde la ansiedad genera más ansiedad.

Por ende, si estás ansioso y por más que lo piensas no encuentras qué causa la ansiedad, simplemente intenta cambiar de actividad y no pensar más en ello. Recuerda que todas aquellas sensaciones en las cuales se focaliza nuestro pensamiento tienden a magnificarse. Es un mecanismo muy parecido al del dolor físico, si nos concentramos en él, aumentará; si realizamos otra actividad que desvirtúe nuestra atención, disminuirá.

5. La importancia de las pequeñas cosas.

En muchas ocasiones cuando nos preguntamos qué causa la ansiedad descubriremos que son pequeñas cosas que realmente tienen muy poca importancia. Nos preocupamos por decenas de detalles cotidianos que no sn significativos pero que nos causan una gran tensión. Si eres de estas personas, deberás aprender a dejar ir estas pequeñas cosas y concentrarte en las que son verdaderamente importantes. De esta forma no malgastarás tiempo y energía.


Probablemente si eres una persona ansiosa, estos comportamientos te serán familiares. Si realmente asumes esta “dieta para la ansiedad” y eres consistente con la misma, podrás apreciar como una parte de la tensión cotidiana se desvanece.Buscar soluciones en el entorno, en otra persona, en el pensamiento ajeno, en la formula que dictan los expertos, sigue siendo una constante en el devenir cotidiano de todos nosotros los humanos. Nos resistimos a hacer uso de nuestra propia sabiduria natural con la que estamos dotados para resolver nuestros problemas como parte de la esencia con la que hemos sido creados.Leí por ahí, que la mejor actitud ante la ansiedad que seguido nos invade, es aprender a respirar de manera diferente a como lo hacemos todos los días,en todo momento.Esto es sencillamente que prestemos más atención al ritmo respiratorio y que respiremos prestando más atención a la exhalación que a la inhalación.Exige tal operación prestar más atención anuestra respiración que al motivo de nuestra ansiedad.Esto nos dara un cambio de ritmo en nuestro funcionamiento orgánico y emocional de magnitud maravillosamente completa y absoluta.
Rincón de la Psicología