PORQUE NO DEJAN QUE ME EXPRESE LIBREMENTE

CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOGGER

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG.

ESTE ES MI NUEVO SITIO (todavía en construcción), AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA, GRACIAS.

lunes, 26 de marzo de 2012

THOTH DIVINO, EL ATLANTE


«Yo empecé a predicar a las personas acerca de la belleza
de la religión y del conocimiento.
¡Oh, pueblos! ¡Hombres, nacidos en la Tierra, atascados
en la embriaguez, en el sueño y en el desconocimiento de
Dios! ¡Desembriáguense, sacúdanse de su libertinaje e insensibilidad,
despierten de su entorpecimiento!
¿Por qué, oh hombres, se abandonan a la muerte, cuando
pueden alcanzar la Inmortalidad?
¡Ustedes, desviados, que están marchitándose en su ignorancia,
ábranse, diríjanse a su verdadera esencia!
¡Aléjense del camino oscuro, iníciense en la Inmortalidad,
rechazando sus imperfecciones de una vez y para
siempre!


¡Sólo en Dios encontrarán el bien, sólo en Él y en ninguna
parte más!»
(De la invocación de Hermes1 a los egipcios)


La Atlántida era un archipiélago que constó de dos islas
grandes, situadas en el Océano Atlántico cerca del Mar Mediterráneo.
Allí vivían los atlantes formando una civilización
muy desarrollada. La particularidad más importante de
la Atlántida fue que allí, por mucho tiempo, predominó el
sistema del verdadero conocimiento religioso filosófico, lo
que permitió a muchas personas progresar rápidamente en
su desarrollo y alcanzar la Divinidad, terminando de esta
manera su evolución personal.

Sin embargo, con el tiempo la cultura espiritual de la
Atlántida se degradó porque el poder en el país había sido
tomado por las personas agresivas y primitivas, que preferían
la magia negra y el predominio sobre los demás a la aplicación
de los principios del verdadero desarrollo espiritual.
Entonces, Dios sumergió las islas de la Atlántida en el océano.
No obstante, el conocimiento espiritual más alto fue
transportado por los Atlantes, Que alcanzaron la Divinidad,
a Egipto y a otros países, en los cuales éste existió durante
algún tiempo, formando la base de sus culturas espirituales.

Al comienzo del texto, Thoth el Atlante explica por qué
fue destruida la Atlántida. Esto pasó porque el conocimiento
secreto no fue bien guardado y cayó en las manos de los
indignos, que empezaron a usarlo para el mal. Además, iniciaron
los sacrificios sangrientos, lo que produjo numerosas
encarnaciones de seres infernales entre las personas.

Durante la destrucción de la Atlántida, Thoth se trasladó
en un barco con el grupo de otros Atlantes, Que lograron
la Divinidad, a Egipto (Khem).
El Primordial recomendaba a Thoth:
«¡Ve como el Maestro de los humanos! ¡Ve guardando
las Enseñanzas hasta que la iluminación crezca entre las
personas!
Tú Mismo serás la Luz oculta durante los siglos, pero, a
pesar de todo, la verán los iluminados.
¡Nosotros Te damos el poder para que trabajes por toda
la Tierra! Tú también podrás darlo a los demás y quitarlo».

A partir de ese momento, Thoth ha comenzado a trabajar
como el Representante del Primordial.
Thoth contaba cómo Él Mismo había transitado el Camino
hacia la Unión con el Primordial. De hecho, todos
pueden transitarlo; sin embargo, este Camino es diseñado
de tal manera que contiene dificultades para los caminantes.
Estas dificultades detendrán a los débiles, a los éticamente
indignos o a los intelectualmente inmaduros. «¡Vayan! ¡Pero
no lleven consigo a aquellos sin sabiduría, ni a los insinceros
a ni los débiles!», enseña Thoth.
Dos islas, una tras otra, fueron sumergidas en el océano según la
Voluntad Suprema.
La Conciencia Primordial, el Creador, Dios Padre, Jehová, Ala, Tao,
Svarog, etc. Todos estos son sinónimos.
La Luz no es un símbolo, sino el verdadero estado de la Conciencia
Divina.

Thoth da las recomendaciones básicas para la armonización
inicial del sistema de chakras. Solamente por el hecho
de cumplirlas, Él promete salud y longevidad.
En las etapas más altas de la práctica meditativa, uno,
como conciencia, debe zambullirse en las Profundidades del
espacio multidimensional y conocer allí «los mundos estelares
» y la Luz del Gran Fuego, que existen en el Camino hacia
la Morada del Primordial. Allí también están otros «espacios
», «vacíos en apariencia, pero con las llaves escondidas
dentro de éstos».
Thoth también explica una de las meditaciones más altas,
«el Templo», y su variación particular, «la Pirámide».
Sobre la historia de Su ascensión espiritual, Thoth dice
lo siguiente:


«Un día, en los tiempos remotísimos, Yo, Thoth, después
de abrir las puertas, entré en otros planos espaciales y
estudié los misterios ocultos allí.
A menudo viajaba Yo abajo por un sendero oscuro hacia
el espacio donde siempre llamea la Luz.
Por mucho tiempo permanecí en el Templo del Primordial
hasta que llegara a ser uno con la Luz».


Después Thoth se encarnó de nuevo en Egipto como
Hermes Trismegisto (o Tres Veces Nacido)8.

Thoth da las siguientes recomendaciones a los buscadores
espirituales:


«Guarden y observen el precepto del Primordial:
¡Encuentra el desorden en tu vida y destrúyelo! ¡Equilibra
y ordena tu vida!
Extermina todo el caos de tus emociones y obtendrás la
armonía en tu vida.
Con el silencio conquista el hábito de la verbosidad.
¡Siempre dirige tu mirada hacia la Luz!
¡Verdaderamente, serán uno con su Maestro, cuando lleguen
a ser dignos de esto! ¡Y después, verdaderamente, serán
uno con el Todo!
¡Recuerden Mis preceptos! ¡Guárdenlos y cúmplanlos, y
Yo estaré con ustedes, ayudándoles y acompañándoles hacia
la Luz!


¡Llegando a ser uno con la Luz, levántate de la oscuridad!
Debes aspirar a convertirte en el «Sol Divino».
¡Sigue este Camino y llegarás a ser uno con la Totalidad!
La Luz viene a los que se esfuerzan. El Camino que lleva
a la Sabiduría es duro, es duro el Camino que lleva a la
Luz. Encontrarás muchas piedras en este Camino, muchas
montañas tendrás que superar en el Camino hacia la Luz.
Pero ten en cuenta, oh hombre, que siempre a lado tuyo
caminan los Mensajeros de Luz. ¡Está abierto Su Camino para
todos dispuestos a entrar en la Luz!

Ellos —los Mensajeros de Luz, los Mensajeros de Mañana—
brillan entre las personas. Son parecidos a ellas, pero,
al mismo tiempo, diferentes.
Muchas sombras oscuras caerán sobre tu luz y tratarán
de apagarla, tratarán de apagar la luz del alma que anhela
ser libre. Muchas trampas te esperarán en este Camino. ¡Aspira
a conocer la Sabiduría Más Alta! ¡Sigue comprendiendo,
y entonces conocerás la Luz!
La Luz es eterna, la oscuridad es fugaz. ¡Aspira, oh
hombre, siempre a la Luz! ¡Que sepas que en cuanto la Luz
llene tu ser, la oscuridad para ti desaparecerá!
¡Abre el alma para los Mensajeros de Luz! ¡Permíteles
entrar y llenarte de la Luz!

¡Y que siempre sea dirigido a esta Meta tu rostro!
¡Abre el alma, oh hombre, para el universo entero! ¡Y
que «fluya» éste a través de ti, uniéndose con el alma!

La evolución del hombre consiste en la transformación
en las formas que no pertenecen a este mundo. Él crece,
convirtiéndose gradualmente en lo sin forma para vivir en
un plano superior. Te es importante saber que debes convertirte
en lo sin forma antes de unirte con la Luz.
Escucha, oh hombre, Mi voz, que te explicará los caminos
a la Luz y te mostrará los medios para alcanzarla, para
que llegues a ser uno con Ésta:

¡Busca primero los misterios del Corazón de la Tierra!
¡Busca la Llama de la Tierra Viviente! ¡Sumérgete en el
resplandor de esta Llama!
Que sepas, oh hombre, que tú, en tu esencia, eres formado
de la materia y de la Llama. ¡Que tu Llama15 resplandezca
vivamente! ¡Que seas sólo la Llama!
¡Busca Sabiduría cada vez más! ¡Encuéntrala en las pro‐

fundidades de esta Llama! ¡Debes saber que sólo a través de
tus esfuerzos la Luz te llenará!
Sólo aquel que se ha saturado de la Luz puede pasar por
los guardias que cuidan el Camino de los indignos.
Debes conocerte como Luz, preparándote para la continuación
del Camino.
La sabiduría está cubierta por la oscuridad. Pero cuando,
habiendo resplandecido como Alma‐Llama, obtengas la
Sabiduría, llegarás a ser Nuevamente Nacido como Luz y
luego Nuevamente Nacido en el infinito «Sol Divino».
¡Únete con la Luz! ¡Y sé la guía de las Instrucciones y los
Principios Divinos para el mundo de los hombres!
¡Aspira, oh hombre, a encontrar, a través de la imagen
del «Sol Divino«, el gran Camino que lleva a la Vida eterna!
¡Que sepas, oh hombre, que eres un alma! ¡El cuerpo no
es nada! ¡El alma es lo esencial! ¡No permitas que tu cuerpo
sea una atadura para ti!
¡Deja la oscuridad y peregrina en la Luz! ¡Aprende a
abandonar tu cuerpo, oh hombre, y llega a ser libre de éste!
¡Conviértete en la Luz verdadera y únete después con la Gran Luz!

Que sepas que el espacio donde moras está penetrado
por los Otros, tan Grandes como Aquel. Ellos permanecen
incluso dentro de ti y puedes conocerlos en tu corazón espiritual.
Sin embargo, debes entender que Ellos existen en Su
dimensión espacial, separados del mundo de la materia.
Debes saber que siempre y por todas partes existe la
Conciencia eterna e infinita. No obstante, está escondida de
las miradas superficiales.
¡La llave para estos mundos Superiores está dentro de ti,
sólo en el interior puedes encontrarla!
¡Abre las puertas dentro de ti, y vivirás una vida verdadera!
Hombre, pensaste que vives… Pero debes saber que tu
vida anterior llevaba sólo a la muerte. ¡Pues, cuando estás
encadenado por tu cuerpo, para ti no existe una verdadera
vida! ¡Solamente el alma que ha encontrado la libertad del
mundo material tiene la verdadera vida! ¡Todo el resto son
cadenas, lazos de los cuales debes liberarte!
¡No pienses que los hombres nacen para lo terrenal!
¡Aunque nacieron en la Tierra, son —en su esencia— unos
espíritus de luz! ¡No obstante, sin el conocimiento verdadero,
nunca se liberarán!


La oscuridad rodea a los que anhelan nacer en la Luz. La
oscuridad encadena las almas. ¡Sólo el que busca puede tener
la esperanza de la Liberación!
¡Conviértete en el «Sol Divino», en el Gran Astro!
¡Cumple esto y te liberarás!
¡La Gran Luz, que llena invisiblemente todo el espacio,
está dispuesta a ayudar al hombre con todos los medios posibles!
¡Así que, haz de tu cuerpo una antorcha de Luz, que
brillará entre los hombres!
¡Escucha y entiende! ¡La Llama es la fuente de todas las
cosas! ¡Todo lo que existe es Su manifestación!
¡Aspira a la Unidad con el «Sol Divino»!
¡Además, piensa unir la Luz con tu cuerpo humano!
¡La Luz es la Fuente de toda la vida! ¡Sin la Gran Luz
nada puede existir!
Debes saber que la esencia de cada objeto material es la
Luz.


Debes saber que todo el espacio está lleno de mundos
dentro de los mundos.
Profundamente debajo de la imagen de la Pirámide está
Mi misterio. Busca y lo encontrarás en aquella Pirámide que
Yo he creado.
Usa esta llave que Yo he dejado para ti. ¡Investiga y la
puerta a la verdadera Vida se abrirá! ¡Búscala en Mi Pirámide,
profundamente debajo de ésta, y también en la Pared!

¡Busca y hallarás allí aquello que Yo he escondido! Allí
está la «entrada subterránea» en los misterios que habían
existido antes de que ustedes fueran hombres.
En verdad, Nosotros sabemos que nada es más importante
para ustedes que el crecimiento de las almas y que la
carne es perecedera. Para Nosotros las cosas que los hombres
consideran grandes no significan nada. Lo único que
esperamos de ustedes es un estado perfecto de las almas. No
esperamos nada de los cuerpos.


¡Cuando comprendan que nada es más importante que
el desarrollo del alma, sólo entonces podrán liberarse de todos
los lazos y ser libres para el trabajo según su predestinación
humana!
¡Debes aspirar a la Perfección, pues sólo así podrás alcanzar
la Meta!
¡Que sepas que el futuro nunca es definido, sino que
depende del libre albedrío del hombre! Y es posible «leer el
futuro» sólo a través de esas causas que producen los efectos
en los destinos.


¡Que sepas que tu cuerpo nunca sabrá el toque de la
muerte al estar en orden perfecto! ¡Realmente, cuando pierdas
la concordancia con tu predestinación, incluso la «casualidad
» será posible! Pero mientras la concordancia sea impecable,
no se interrumpirá tu vida y no experimentarás la
muerte.
¿Acaso no sabes que en el Corazón de la Tierra está la
fuente de la armonía de todo lo que existe en su superficie?

Con el alma estás conectado con el Corazón de la Tierra y
con tu carne estás conectado con su materia.
Cuando aprendas a mantener la armonía en ti mismo,
podrás acceder a la armonía del Corazón de la Tierra. Entonces
existirás con la Tierra hasta que ella exista, modificándote
corporalmente a medida que la Tierra se modifica, sin saber
de la muerte, en la unión con el planeta, permaneciendo
en tu cuerpo hasta que todo desaparezca.


Tres cualidades son propias de Dios en Su Casa de
Luz: el Poder Infinito, la Sabiduría Infinita y el Amor Infinito.
Tres poderes tienen los Maestros espirituales: transmutar
el mal, ayudar al bien y usar su facultad de discernir.
Ellos manifiestan tres cualidades: Poder, Sabiduría y
Amor.


Tres manifestaciones del Espíritu crean todo lo que
existe. Son: el Amor Divino que posee el conocimiento perfecto,
la Sabiduría Divina que tiene todos los medios posibles
para ayudar a los seres encarnados en su desarrollo y el
Poder Divino que pertenece solamente a la Única Conciencia
Primordial, Cuya Esencia es el Amor Divino y Sabiduría.


La oscuridad y la Luz son de la misma naturaleza y difieren
sólo exteriormente. Ambos provienen de la misma
Fuente. Pero la oscuridad es el caos, cuando la Luz es la Armonía Divina.
La oscuridad transmutada es la Luz.


Esto, Mis hijos, es su propósito: ¡transmutar la oscuridad
en la Luz!


¡Deja tu cuerpo, como Yo te ensañaba! ¡Y ve a los confines
profundos, ocultos!»

Vladimir Antonow.-Un Largo Camino a Casa