PORQUE NO DEJAN QUE ME EXPRESE LIBREMENTE

CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOGGER

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG.

ESTE ES MI NUEVO SITIO (todavía en construcción), AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA, GRACIAS.

martes, 27 de marzo de 2012

MENSAJES DEL UNIVERSO: Como recuperar la esencia espíritual,nuestra verdadera identidad.


Recuperar nuestra esencia espíritual.

La esencia de una persona es el  alma,es el espíritu,es el núcleo  de su ser,es aquello que no podemos ver pero que sabemos que es muy real,es  aquello que está oculto, secreto, al igual que el centro de una flor, revelando sus  secretos sólo cuando se siente listo y seguro.

Nuestros cuerpos  físicos están lejos de ser perfectos,pero en nuestra esencia es una cosa muy distinta.

Más allá de ese cuerpo físico se encuentra la continuidad, la perfección, la espiritualidad y la eternidad - el mismo don de  la existencia,la vida.
Cuando un bebé nace, esta esencia  básica es obvia,en  un recién nacido su espíritu está muy cerca de la superficie,desafortunadamente,  durante los años de vida, esta conciencia divina y pura,va siendo reemplazada por los programas que le ofrece el mundo,ya en la edad adulta, apenas estamos familiarizados con nuestro ser  interior,al identificarnos mediante una falsa identidad,ya hablamos de un ser interior,por que quien gobierna nuestras vidas es el sistema de conciencia mental artificial.

Recuperar nuestra  esencia espiritual ha de sr nuestra misión,recuperar nuestro  verdadero ser,es un viaje largo y arduo, se debe comenzar por eliminar toda la basura  que se encuentra archivada en el sistema subconscdiente mental,como también resistirnos a aceptar la basura que vamos encontrando en el camino.

Nuestro destino eserá muy  dulce,será un verdadero oasis de frescor y  paz, de amor  y  alegría , será un verdadero despertar  si optamos por vivir desde nuestra esencia o espíritu.
Una vez que el viaje ha comenzado, las capas que ocultaban nuestra esencia van desapareciendo, en realidad es un proceso en el cual hay que desaprender más que  de aprender,por que cuando conectemos con la fuente superior,comenzará a fluír la sabiduría divina,de ese modo es dificíl que se nos engañe a través de las diferentes creencias organizadas que ofrece el mundo exterior.

Capa por  capa como si fuera una cebolla vamos eliminando todas los engaños,programas y bloqueos mentales hasta llegar al centro de lo más la exquisito y sagrado,nos preguntaremos cómo pudimos haber  vivido tanto tiempo sin el conocimiento que fluye desde nuestra propia esencia espíritual.

La práctica  de la meditación o simplemente tomando cierto tiempo para nosotros mismos,con cierta regularidad es  esencial,debe haber una comunión ,una conexión con nuestro mejor amigo y maestro que es nuestra esencia,es mantener un contacto permanente con nuestro templo,o santuario interior,para conseguirlo se debe ir eliminando cualquier tipo de estrés, de ajetreo, caos,o conflictos.

No necesariamente tiene que ser la meditación, simplemente basta con relajarse, estar en  un lugar tranquilo y silencioso,Hacer de esto un   hábito , poco a  poco vendrá de manera natural la comunión con nuestro verdadero ser.

Aprender a no depender totalmente de la tecnología,más bien entrar en contacto con la naturaleza,jugar, divertirnos todos los días permitiendo que nuestro niño interior salga y se manifieste abiertamente,que ese niño  entre en comunión con la naturaleza, estar cerca de  los animales,hacer ejercicio,buscar pasatiempos que estimulen,abrazar a un árbol,y a cuantas personas nos encontremos,esa es la verdadera vida espíritual,ayudar desinteresadamente a quienes lo necesiten,visitar un enfermo,a un preso en la cárcel,cada mañana decirle a nuestros familiares que los amamos mucho,de esa manera es que se comienza el viaje espíritual hacia nuestro ser interior,es lo más de sencillo,no es para nada complicado,lo que hace dificil esta experiencia divina,son las diferentes creencias exteriores,en donde está en juego son intereses de poder ,control y riquezas.

El viaje espíritual hacia nuestra esencia,no es otra cosa que sentir la vida,estar presente en ella,no evadirla,no salir corriendo hacia el el pasado que puede evocar el dolor al recordarlo, o correr demasiado lejos  hacia el futuro el cual es incierto y por lo tanto causa mucho  miedo,la mejor opción es vivir siempre en el presente con los pies bien puestos sobre la tierra.

Los niños por naturaleza sienten de manera natural su felicidad porque  saben que esta siempre conduce a la alegría,la diversión y la satisfacción,se divierten con las cosas más simples y sencillas,somos nosotros los adultos  que aparentemente somos temerosos de estas cosas,complicamos nuestra existencia buscando afuera lo que tenemos nosotros mismos de manera natural,de ahí la importancia de recobrar la identidad de ese niño que todos tenemos de manera original,contactando con nuestra esencia divina espíritual, esa esencia es la misma vida,es la alegría,la armonía,la paz,el amor.

La esencia es la materia prima de todo lo que hacemos, no es un producto o una meta la cual tenemos que  alcanzar,nuestra esencia espiritual es más real que cualquier otra realidad  tangible, es algo que tenemos para siempre y nunca se puede perder, a  diferencia de una casa,un amante, el dinero o el trabajo al cual nos aferramos tan  fuertemente,los vicios,las adicciones,todas estas cosas son pasajeras e ilusorias,lo único real es nuestra alma o esencia divina.

Si no vivimos desde nuestro espíritu,no podemos decir que vivimos la verdadera felicidad,el opuesto se la convierte en tristeza,esto no ocurre cuando se vive en la plenitud de la esencia,desde allí mana la felicidad eterna.

El odio,el egoísmo, la envidia, los celos,la  culpa,y la misma ironía no puede ser alimentada en nuestras vidas,cuando herimos de alguna forma a los demás,este comportamiento mental no nos permite estar conectados a nuestro mundo espíritual desde la esencia,nos estamos haciendo daño a nosotros mismos.

Cuando comencenzamos a vivir de manera natural,desprogramandonos del conocimiento falso que creó a las mismas emociones bipolares,nuestras relaciones personales mejorarán considerablemente,gozaremos de plena libertad,y podremos sentir el amor puro hacia todos nuestros semejantes,por que el egoísmo y la separación habrán desaparecido,no se estará siguiendole el juego a la dualidad mental que nos hacía vivir entre dos mundos opuestos,una vez con luz y otras en plena oscuridad,sólo se manifestará la Luz de la Unidad que alumbrará al mundo.

Cuando comenzamos a vivir desde nuestra esencia,todo en nuestra vida cambiará,notaremos cierta ligereza,paz interior,las relaciones con los demás mejorarán,seremos espontáneos,quisieramos reir,saltar,a veces llorar sin razón alguna,es nuestro niño interior quien estará de vuelta en el mundo exterior,lo de adentro y lo de afuera serán una misma cosa,el sistema mental habrá sido reemplazado por nuestra verdadera naturaleza divina de Unidad.

Nos preocuparemos menos,gozaremos y sentiremos alegría con las cosas más simples,seremos más amables,sinceros,honestos,entregados,menos apegados al mundo material,nuestra salud en general mejorará,ya no existirá el estrés que bloqueaba nuestra propia felicidad,tendremos menos presión,nos sentiremos llenos de vida y animo,sentiremos menos miedo,apenas el que es natural,dependeremos menos de los demás,dejaremos cualquier tipo de relación tóxica,seremos fieles con nosotros mismos.

Así es la esencia de la vida,a sacar ese niño interior desde ahora mismo,no se requieren prácticas complicadas,ni mucho conocimiento,tan sólo el deseo de contactar con nuestro propio espíritu,y comenzar a vivir desde allí.

MENSAJES DEL UNIVERSO.
Rubén Darío Aristizabal L.