PORQUE NO DEJAN QUE ME EXPRESE LIBREMENTE

CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOGGER

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG.

ESTE ES MI NUEVO SITIO (todavía en construcción), AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA, GRACIAS.

lunes, 26 de marzo de 2012

MANIPULACIÓN, MIEDO Y AMOR

Recientemente estoy aprendiendo a identificar el amor con la falta de miedo. Cuando rechazamos a alguien o algo es porque no nos amamos a nosotros mismos. Tememos ver nuestros defectos y los vemos en los demás, o vemos cosas que no existen para justificar nuestro rechazo. Luchamos como reacción y ello es parte de nuestro ego manipulable. Nos ofendemos y reaccionamos, nos duele si nos culpan porque realmente nos culpamos, tememos que nos castiguen porque hemos aprendido a castigarnos.

Encontrar el amor precisa limpiar esa parte oscura que nos mete en la onda de las emociones negativas y con la que nos manipulan. La mejor forma de manipularnos es mantenernos separados con el miedo al otro, pero también se puede manipular con emociones positivas engordándonos el ego para hacernos “creer” que somos o estamos mejor mientras que seguimos reaccionando y no siendo conscientes y mientras que, por sentirnos mejores, nos seguimos separando del otro. Y de esto hay mucho en la pseudoespiritual new age. Es la nueva forma de manipulación, la de los que ultrajan palabras como “amor”, “luz”, “espíritu”, “servicio” … para conseguir sus propositos.

Para salir de todo ello es básico el crecimiento personal. Primero se aprende a controlar las reacciones mediante el tratamiento de la ansiedad con técnicas de relajación, meditación, biofeedback…. Después se aprende a identificar las emociones y a saber que son somatizaciones de pensamientos no expresados, síntomas biológicos de nuestro cerebro límbico similar al de ciertos animales. En vez de reprimir las emociones las sentimos en observación consciente para identificar su causa y para dejarlas ir finalmente, y así también entendemos su sentido “biológico”. Identificadas y sentidas las emociones se aprende a no bloquearlas y a que no nos manipulen emocionalmente.

Las creencias erroneas implantadas con frases como “los hombres no lloran” o “las mujeres si lloran” fueron muy manipulativas. Por eso a los varones nos costaba tanto expresar las emociones, fuimos tan sometidos como las mujeres. Biológicamente cuando se siente en masculino o en femenino se vive y se lucha de una manera o de otra y si obligas a una persona a vivir “siempre” todo en masculino o todo en femenino (sexismo) consigues que se bloqueen los conflictos y la debilitas produciéndola conflictos crónicos. Porque cuando no podemos resolver en masculino (o en femenino) el mecanismo de defensa es cambiar de polaridad para no morir. Masculino y femenino no es igual a hombre y mujer, todos tenemos el mismo cerebro con una parte masculina y otra femenina, todos tenemos estrógenos y andrógenos. Pero vivimos de una u otra manera o de ambas en dependencia de nuestra edad, lateralidad cerebral, situación hormonal o momento reproductivo. Esto no se explica en las escuelas aun.

Liberarse de programaciones nos ayuda mucho a sentir las emociones y a sanarlas y viceversa, sentir las emociones nos ayuda mucho a liberarnos de programaciones. Una vez conseguido nos lleva a conocer nuestras carencias y emociones negativas superficiales. Más tarde con el trabajo conseguimos ir identificando las carencias más profundas, aprendemos a no reprimirlas para integrarlas y sanarlas a su vez. Sanamos lo que algunos llaman nuestra oscuridad y finalmente conseguimos liberarnos del miedo grabado en las memorias más profundas, para algunos también trasgeneracionalmente, y para otros sólo biológicamente en el tronco cerebral. Sin conseguirlo es imposible actuar de una forma consciente y continuamos siendo manipulables. Porque no actuamos, sólo reaccionamos como ordenadores. Nos pueden domesticar, adoctrinar y manejar como a títeres mediante implantación de dogmas, creencias, o convencioonalismos.

Pero no quiero terminar sin decir que en el mundo conspiranoico se culpa demasiado al exterior y se mira demasiado poco el ego individual. Se piensa que sólo el sistema es malo y nos inculcan con ello que somos víctimas. Considero un error “garrafal” meterse en esa dinámica, porque con la trilogía culpable-víctima-salvador (acción-reacción-solución) también somos muy manipulables. No digo que no haya que denunciar como parte de la toma de conciencia, lo que digo es que eso no sirve de nada si no se acompaña de un “imprescindible” trabajo interior para dejar de ser manipulables. Buscar solo culpables implica obligadamente necesitar salvadores y nos vuelve víctimas y también hay que dejar de creerse diferentes o mejores (separación) para cambiar a una forma de vivir en el amor.

Javier Herráez

http://mundodespierta.com