PORQUE NO DEJAN QUE ME EXPRESE LIBREMENTE

CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOGGER

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG.

ESTE ES MI NUEVO SITIO (todavía en construcción), AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA, GRACIAS.

miércoles, 7 de marzo de 2012

LO AJENO DE LA LIBERTAD



VISIONES MENSUALES DE MARZO 2012:
LO AJENO DE LA LIBERTAD
por Dana Mrkich
3 de Marzo de 2012

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm




La Tierra se parece mucho a un coche de carreras en estos momentos, el pie en el acelerador, avanzando a una velocidad vertiginosa hacia más y más de una luz de mayor vibración que está cayendo sobre nosotros. La luz y la velocidad con la que estamos entrando en ella, están arrancando nuestros velos y cadenas antes de que puedan decir: ‘Ya no estamos en Kansas, Toto’. A veces la luz nos hace sentir abrumadoramente apacibles y felices, cuando no importa lo que aparentemente esté pasando en el mundo externo, todo está bien en nuestro dominio interno. Otras veces, como en los días anteriores a marzo, nos sentimos como desventurados pasajeros aferrándonos con fuerza a nuestros cinturones de seguridad, con los nudillos blancos y apretados.

Sacar la cabeza por la ventana por un poco de aire no trae ningún alivio – nos encontramos con vientos de 500 millas por hora dándonos en la cara. Miramos hacia el conductor – una doña Madre Tierra, que tiene un sorprendente pie de plomo para una mujer de varios miles de millones de años, esperando que la mirada apremiante en nuestros ojos pueda hacer que se apiade de nosotros y disminuya la velocidad. No tenemos esa suerte. Ella nos mira con un brillo salvaje en los ojos y grita: “¿No les encanta la sensación de libertad?” Ejem, ¿es eso lo que es?

Sí, amigos. Ese nudo en el estómago, el miedo que se apodera de ustedes y la hiperventilación presa del pánico, es el resultado de despertar cada día más a una mayor libertad energética, allanando así el camino para una mayor libertad en nuestras vidas físicas, materializadas. Ya no tenemos que representar los mismos viejos papeles de siempre. Ya no tenemos que repetir las mismas viejas historias. ¿Viejas creencias? En la basura. ¿Trabajos y relaciones que ya no funcionan para ustedes? El Consejo Tribal ha hablado – pueden desterrarlos de la isla. ¿Sin duda esto suena como el paraíso? ¿No es así como se supone que se siente nuestra nueva realidad? ¿Un paraíso feliz y maravilloso?

De algún modo nos olvidamos de leer la letra pequeña en nuestro contrato de ‘¡Vengan a la Tierra en medio del mayor Cambio de todos los tiempos!’: La libertad podría sentirse ligeramente aterradora y completamente desconcertante después de vidas enteras de represión y limitación generalizada.

Las energías de la Libertad están verdaderamente con nosotros, y marzo está intensificándolas una muesca o mil. Mientras que nuestra Alma está sentada en lo alto del coche de carreras, sonriendo como un jinete a punto de ganar el Derby de Kentucky, nuestro ego/mente/viejo yo es el que está teniendo dificultades abajo de nosotros. “¿Qué quieres hacer qué? ¿Dejar tu trabajo? ¿Estás loco? Nunca vas a sobrevivir financieramente. ¿Qué vas a hacer? ¿Crees que hay un alma gemela por ahí para ti? ¿Crees que vas a cambiar tu vida con tus nuevos pensamientos positivos, objetivos positivos y lo-que-seas positivos? Sí, cómo no, eso va a durar unos pocos días, como todo lo demás, ¿quién te crees que eres? ¿Que tienes qué, dices? ¿Necesidades?? ¿Qué tú tienes tus propias necesidades? ¿Y quieres que sean satisfechas? Jajajaja muy gracioso, regresa a trabajar.”

Estamos enfrentando un período de altibajos energéticos conforme pasamos por una importante transición de paradigmas. La necesidad de expresar creativamente y auténticamente nuestro verdadero yo está ardiendo ferozmente a través de nosotros. Sabemos que ya no puede haber más concesiones. Ya no más postergaciones. No más promesas rotas a nosotros mismos. Ya basta de postergar ser quienes realmente somos, postergar hacer lo que sabemos que queremos o necesitamos hacer. Sin embargo, si bien esto se siente emocionante y excitante en un nivel, también activa hasta el último resquicio de los patrones de auto-sabotaje dentro de nosotros – y esos patrones nos son reflejados por medio de situaciones o personas fuera de nosotros que parecen estar bloqueándonos, así como nuestras propias voces interiores críticas. Parecen es la palabra clave porque sólo hay un auto-saboteador en casa. ¿Adivinan quién?

Así que toda esta libertad puede sentirse en realidad bastante pesada y triste al principio, sintiéndonos decepcionados y desilusionados de nosotros mismos, nuestras vidas, nuestros sueños, nuestro mundo. Cada célula de nuestro cuerpo quiere lo que sea que queramos, y ahora más que nunca sabemos verdaderamente que no podemos seguir avanzando en nuestras vidas siendo menos de lo que verdaderamente sabemos que somos. Simplemente no podemos seguir haciendo lo que solíamos hacer, no podemos volver a, ni permanecer en, aquello que energéticamente ya hemos dejado atrás. Tenemos que ir a hacer lo que necesitamos hacer, y hay una fuerte sensación de ‘es ahora o nunca’ en esta urgencia. Sin embargo, hay todas estas cosas dentro de nosotros y a nuestro alrededor diciéndonos que no podemos hacerlo, no podemos tenerlo, no va a suceder, es imposible. Así que estamos pasando mucho tiempo sintiéndonos atascados y confusos. Sin querer quedarnos donde estamos ni volver a de donde vinimos, pero sin saber muy bien cómo avanzar.

Nos estamos sintiendo así porque el concepto y la realidad de la libertad sin límites se sienten totalmente ajenos a nosotros. La libertad sin límites, por supuesto, no es ajena a nosotros, es nuestro estado natural de ser. Sin embargo, hemos estado sin ella durante tanto tiempo, o por lo menos hemos estado en la ilusión de que estuvimos sin ella durante tanto tiempo, que casi hemos olvidado qué hacer con ella y cómo usarla. Somos como prisioneros que acaban de ser liberados después de años de aislamiento en la oscuridad. La luz de un cielo abierto lleno de sol puede ser cegadora, y es un hecho real que dos tercios de los prisioneros reinciden una vez en libertad, porque no saben cómo funcionar de una forma sana y empoderada como adultos libres. La prisión se convierte en la zona de confort.

No podemos permitir que nuestra vieja realidad sea nuestra zona de confort, porque como ustedes saben, en realidad no es tan confortable. Sí, algunos aspectos de ella pueden habernos proporcionado algo que necesitábamos –seguridad financiera, por ejemplo– así que otra razón por la que nos está resultando tan difícil soltar lo viejo y saltar de cabeza junto con la Madre Tierra hacia lo nuevo, es que tememos que lo nuevo no nos proporcione las cosas que necesitamos. La ironía es que lo nuevo tiene el potencial no sólo de darnos lo que necesitamos, sino también de abrir las puertas a experiencias y oportunidades que nunca pensamos siquiera pedir. Estas puertas no suelen ser visibles desde la perspectiva de nuestras vidas viejas, así que por mucho que nos gustaría tener garantías antes de hacer ningún cambio drástico, a menudo es sólo cuando por fin nos comprometemos con lo nuevo que aparecen nuestras nuevas puertas.

¿Cómo funciona esto en la vida real con cuentas que pagar e hijos que mantener? Pidan que se les muestre un puente entre lo viejo y lo nuevo que les ayude a llegar de una forma más llevadera. ‘Sólo confía’ sí funciona, pero es más fácil decirlo que hacerlo para muchas personas. Así que si ‘sólo confía’ les suena un poco lalalá, pidan un puente. No pidan con los brazos cruzados como diciendo ‘bien, si se supone que cambie, pruébalo, tráeme un puente’. El universo no va a hacer el trabajo por ustedes y su creencia de que el cambio no es realmente posible va a anular su deseo genuino de atraerlo. Va a hacer las cosas más fáciles para ustedes si dan el primer paso, pero tienen que dar el primer paso. El puente es para aquellos de ustedes que genuinamente en su corazón de corazones saben que es hora de hacer un cambio en uno o más aspectos de sus vidas, pero no saben cómo llegar desde aquí hasta allá. Desde su corazón, pidan un puente.

Otra razón por la que nos sentimos estancados durante la transición de ‘aquí para allá’, es que nuestro verdadero poder se ha vuelto tan ajeno a nosotros como nuestra libertad. Estamos escuchando la voz de nuestros sueños y deseos clamando cada vez más fuerte, pero nuestras voces interiores y creencias que nos dicen que no podemos hacerlo han sido mucho más fuertes por mucho tiempo. Nos hemos acostumbrado a dejar de lado nuestros sueños, nuestras necesidades y nuestros verdaderos deseos, y como resultado, nuestro poder interior se siente más como un globo desinflado interior.

Hay cientos de herramientas de sanación disponibles ahora para ayudarnos a enfrentar nuestros problemas de no asumir nuestro poder y libertad, ¡pero algo que pueden hacer ahora mismo es simplemente decidir que ya basta! Díganse a sí mismos: “Carencia, ya no creo en ti... Limitación, ya no creo en ti.... Parte de mí que dice que no puedo hacerlo, ya no creo en ti.” Visualicen su Poder y derecho a la Libertad como si fueran viejos amigos a quienes no han visto hace tiempo. Abrácenlos y digan: “Ha pasado mucho tiempo, y en realidad no puedo recordar cómo utilizarlos ni cómo funciona todo esto, pero estoy listo para recordar. Por favor, muéstrenme. Por favor, guíenme.” Otra cosa que puede ser útil es algo que yo digo todos los días: “Estoy alineado con mi mejor yo posible, mi mejor realidad posible y mi mejor movimiento hacia adelante posible.”

¿Cuál es su sueño anhelado? ¿Qué es lo que siguen postergando o diciéndose a sí mismos que no pueden hacer todavía porque...? ¿Qué es lo que sienten que estarían dejando atrás al seguir su corazón? ¿Por qué sienten que su sueño anhelado no puede satisfacer cualquier necesidad que haya estado satisfecha en su antigua vida? ¿Qué tiene su sueño anhelado que han utilizado como una excusa para no ir por él y crearlo/atraerlo? Tómense su tiempo para responder a estas preguntas si están listos para abrazar su libertad, por muy ajena que pueda parecer.

En general, las personas abnegadas están despertando a sus propias necesidades en este momento, y esto también se siente extraño después de toda una vida de poner a los demás en primer lugar. Esto no quiere decir que nos estamos volviendo egoístas y desconsiderados, sino más bien que nos estamos dando cuenta de que a veces no nos hemos considerado a nosotros mismos y que ahora ha llegado el momento de hacerlo. Se están trazando líneas en la arena por todas partes, se están fortaleciendo los límites y estamos aprendiendo que a veces tenemos que decir que no a los demás y decirnos sí a nosotros mismos.

Ya no podemos servir a los demás desde una posición de no servirnos a nosotros mismos – a nuestro verdadero yo. Hagan de la encarnación de su verdadero yo su máxima prioridad en este momento, y eso en sí mismo funcionará como una brújula y un imán para que puedan crear y atraer las relaciones adecuadas, el trabajo adecuado, el servicio adecuado y un montón de cosas adecuadas en su vida.

Esta encarnación va a garantizar que estén siempre en el lugar correcto en el momento apropiado (algo por lo que muchos están preocupados ahora), y también los guiará a hacer el mayor bien para el mayor número de personas de la mejor manera posible para todos (incluyéndolos a ustedes). Para ayudar a este proceso de encarnación afirmen: “Mis pensamientos, palabras y acciones están alineadas con mi verdadero yo”.

Nuestro auténtico poder se está reivindicando y puede ser estremecedor darnos cuenta de lo mucho que lo hemos cedido por no creer en nosotros mismos, por no pararnos firmes, no ser fieles a nosotros mismos y no amarnos. Esos días han terminado. Estamos entrando en la era de la Luz y del Amor. No de una forma dulzona nueva era, sino de una manera real y práctica, de practicar lo que predicamos.

Los tipos de decisiones basadas en el miedo y el ego que hemos visto tomar a nuestros gobiernos, medios de comunicación, grandes empresas e instituciones bancarias son, en última instancia, resultado de la falta de luz (conocimiento de la verdad) y falta de amor, sobre todo amor por sí mismos, que se manifiesta como falta de amor y consideración por los demás.
Esos días están terminando. No pueden existir al otro lado de este cambio, no más que lo que puede existir la oscuridad una vez que han encendido la luz en su casa.

Es tiempo de creer en la Luz y en el Amor más de lo que creen en la falta de ellos, y creer en su capacidad para transformar nuestro mundo – interno y externo. Al ver y sentir el caos –y todos los proyectos de renovación están precedidos por un poco de caos– confíen en esta capacidad. Confíen en su propia capacidad, no, más bien su propio destino, de ser una parte poderosa del proceso.

© Dana Mrkich 2012. Se concede permiso para compartir libremente este artículo con la condición de que se dé crédito al autor, y se incluya la dirección www.danamrkich.com.

Con la debida autorización de Dana Mrkich, su material traducido al español se puede descargar en archivo Word desde el sitio creado en http://www.manantialcaduceo.com.ar/dana_mrkich/visiones.htm