PORQUE NO DEJAN QUE ME EXPRESE LIBREMENTE

CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOGGER

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG.

ESTE ES MI NUEVO SITIO (todavía en construcción), AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA, GRACIAS.

lunes, 5 de marzo de 2012

EL PADRE NUESTRO: TRADUCCIÓN DEL ARAMEO Y DE PARAMAHANSA YOGANANDA

El Padre Nuestro

(Traducción del original en arameo)

“Padre-Madre, Respiración de la Vida, ¡Fuente del sonido, acción sin palabras, Creador del cosmos!

Haz brillar tu luz dentro de nosotros, entre nosotros y fuera de nosotros, para que podamos hacerla útil.

Ayúdanos a seguir nuestro camino. Respirando tan sólo el sentimiento que emana de Ti.

Nuestro Yo, en el mismo paso, pueda estar con el Tuyo, para que caminemos como Reyes y Reinas con todas las otras criaturas.

Que tu deseo y el nuestro, sean uno sólo, en toda la Luz, así como en todas las formas, en toda existencia individual, así como en todas las comunidades.

Haznos sentir el alma de la Tierra dentro de nosotros, pues, de esta forma, sentiremos la Sabiduría que existe en todo.

No permitas que la superficialidad y la apariencia de las cosas del mundo nos engañe, y nos libere de todo aquello que impide nuestro crecimiento.

No nos dejes caer en el olvido de que Tú eres el Poder y la Gloria del mundo, la Canción que se renueva de tiempo en tiempo y que todo lo embellece.

Que Tu amor esté sólo donde crecen nuestras acciones.

¡Que así sea!”

PADRE NUESTRO PARA ESTOS NUEVOS TIEMPOS. (JESUS DE NEBADON-URANTIA)

PADRE NUESTRO, CELESTIAL, PERFECTO Y JUSTO,
GUIA Y DIRIGE HOY NUESTRA TRAVESIA
SANTIFICA NUESTROS PASOS Y COORDINA NUESTROS PENSAMIENTOS
CONDUCENOS PARA SIEMPRE POR LOS CAMINOS DEL PROGRESO ETERNO.
LLENANOS DE SABIDURIA HASTA LA PLENITUD DEL PODER Y DANOS VITALIDAD CON
TU
ENERGIA INFINITA.
INSPIRANOS CON LA CONCIENCIA DIVINA DE LA PRESENCIA Y GUIA DE LAS
HUESTES
SERAFICAS.
CONDUCENOS POR SIEMPRE EN NUESTRO ASCENSO POR EL CAMINO DE LA LUZ;
REIVINDICANOS PLENAMENTE EN EL DIA DEL GRAN JUICIO.
HAZNOS COMO TU EN GLORIA ETERNA
Y RECIBENOS EN TU SERVICIO ETERNO EN LO ALTO
(URANTIA DOC 144)

PADRE... POR PARAMAHANSA YOGANANDA

“Padre Nuestro bendícenos para que cuando seamos libres podamos reunirnos en el cielo, a fin de celebrar tu nacimiento en nosotros. Manifiéstate dentro y fuera de nosotros. Únenos a todos y que en la luz de esa unión podamos encontrar la luz de tu sola presencia. Con toda la devoción de nuestros corazones fundidos en uno solo, con todo el ardor de nuestras almas unidas, nos prosternamos a tus pies de omnipresencia. Bendícenos para que nunca seamos indiferentes hacia Ti. Pueda la llama del amor arder perpetuamente en nuestros corazones. Nos inclinamos ante ti, ¡Oh Padre!, nuestro ser más profundamente amado. Sea tu presencia con nosotros ahora y siempre”


“Padre Celestial, danos fuerza para llevar a cabo todas las buenas resoluciones que hemos hecho para esta vida. Puedan nuestros actos ser siempre gratos a tus ojos. Nuestro espíritu está dispuesto. Ayúdanos a realizar todos nuestros nobles deseos para este nuevo año. Razonaremos, decidiremos y actuaremos; pero guía Tú nuestra razón, nuestra voluntad y nuestra actividad hacia la meta correcta en todos nuestros actos. Om. Paz. Amén.”


“Padre, no nos dejes aquí, sino que ayúdanos a salir mediante la fuerza de nuestra razón y de nuestra voluntad. Y cuando nos hallemos fuera, si es Tu voluntad continuar probándonos, haz que podamos primero conocerte y saber así que Tú eres más tentador que toda tentación”


“Estoy hecho a imagen de Dios. No existe medio alguno que pueda destruir mi vida. Soy el hombre invisible imperecedero. “


“No estoy limitado por el cuerpo; dondequiera que desee ir, me encuentro allí al instante”.
“Señor, incrementa tu poder en mi. Mantenme en la conciencia positiva de que con tu ayuda seré siempre capaz de superar las dificultades”


“Señor cualquiera que sea el momento en el que desees separar este cuerpo del alma, estará bien. Todo el tiempo que Tú me mantengas aquí, estará bien, pero si he de ser liberado del cuerpo, también eso estará bien. “


“No importa que experiencias se presenten en mi vida, pues no pueden afectarme: siempre soy feliz”.


“Puesto que mi voz es un instrumento del Padre Cósmico, no permitiré nunca que Satanás, el padre de la ignorancia, hable a través de mí con una severidad irracional. Guiaré siempre a mis hijos con la amable persuasión de la verdad. Mi mente será como un cristal transparente a través del cual se irradie la luz de la sabiduría del Padre Celestial”.


“Padre, Madre, amigo, amado Dios, ¡revélate a mí! No me dejes más tiempo sumido en la ignorancia. Expulso toda ilusión del sagrado santuario de mi alma. Sé tú el único Rey en el trono de mis ambiciones, la única Reina en el castillo de mi amor y el único Dios en el templo de mi alma. Manténme despierto en la conciencia de Ti, para que yo pueda orar y exigir incesantemente, hasta que tú abras todas las puertas de tu morada de sabiduría y allí me recibas, tu hijo prodigo, para agasajar con el ternero de la inmortalidad y del gozo eterno”.


“Condúceme Padre, de las tinieblas a la luz, del odio al amor, de las limitaciones a tu poder inagotable, de la ignorancia a la sabiduría; condúceme del sufrimiento y de la muerte a la vida y bienaventuranza eternas en Ti. Y sobre todo, condúceme de la ilusión de los apegos humanos a la realización de tu amor eterno, que juega conmigo al escondite en todas las formas del amor humano”


“Te ofrezco este ramillete de almas, ¡oh Padre!, puedan ellas adornar el altar de tu presencia. Permanece para siempre con ellas Padre, tu eres el jefe de esta familia y nosotros somos tus hijos, reunidos aquí para cantar la gloria de tu nombre. Desvanece con tu luz la oscuridad de la ignorancia, arroja de las playas de nuestra mente toda penumbra, mediante la creciente luz de tu presencia. Ya sea que nos comportemos bien o mal, somos siempre tus hijos. Revélate a nosotros. Bendice a todos los que se encuentran presentes aquí, percibo, a través de sus pensamientos, su buena voluntad hacia mí. Toda la bondad, el honor, el respeto y el amor que me brindan, te los ofrezco a Ti, ¡oh Padre! Tú eres mi amor, tú eres mi todo”.


“Soy un prototipo del pensamiento de Dios. Soy eterno y recorro permanentemente los senderos del reino de mi Padre”



“Señor, solo Tú me perteneces, me encuentro aquí únicamente para complacerte”

“Yo y el Padre somos uno”.

Grupo siron