PORQUE NO DEJAN QUE ME EXPRESE LIBREMENTE

CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOGGER

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG.

ESTE ES MI NUEVO SITIO (todavía en construcción), AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA, GRACIAS.

miércoles, 15 de febrero de 2012

GUERRA POR TU CEREBRO (parte 1) ESPIRITUALIDAD SEGUNDO NIVEL (NIVEL INTERMEDIO)

ESPIRITUALIDAD SEGUNDO NIVEL (NIVEL INTERMEDIO)

No eres, como crees, un ente individual que funciona por ideas venidas del cielo o de tu genio creativo.

Lo que tú crees que son tus pensamientos propios, vienen de un programa instalado en tu cerebro que sólo descubrirás cuando sepas cómo funciona y cuáles son sus contenidos.

Este informe es una clave, un primer paso, para identificar el territorio donde operan, hacen estrategias y se infiltran tus conquistadores invisibles.

Es una puerta, un punto en el horizonte, un primer intento, para que no te mueras convertido en un robot satisfecho.

Las fuerzas dominantes están en guerra de conquista, y el nuevo teatro de operaciones, la batalla final, ya no se desarrolla en espacios físicos abiertos sino dentro de tu propia cabeza.

Esa guerra es invisible, si no tienes el programa y la configuración mental para detectarla, te convertirás poco a poco, y sin sospecharlo, en un robot mutante de los conquistadores pensando que actúas por voluntad propia.

Hoy abrimos un prólogo, una primera aproximación filosófica, que abrirá a su vez un espacio continuado de varios informes (más específicos) orientados a revelar, paso por paso, con afán didáctico, el qué, el porqué y el para qué de esa guerra que se desarrolla por todos los espacios mentales, psicológicos y sociales de la vida que te tocó en suerte dentro del sistema actual.

Del que, seguramente, tampoco sabes mucho de que se trata.

Y al que comenzarás a ver y a identificar en la medida que avances por los diversos teatros de operaciones de esta guerra sin fronteras ni espacios visibles que ha convertido a los humanos en víctimas y carceleros de su propia existencia.

Bienvenido a bordo, vamos a navegar por los pliegues de lo desconocido: Tu cerebro.

No lo sabes, pero eres el cobaya, el ratón blanco y el módulo experimental de una nueva estrategia de dominio para convertirte en un robot satisfecho del mundo diseñado por tus propios conquistadores.

Mientras trabajas, mientras descansas, mientras piensas o ejecutas, mientras te diviertes, un ejército invisible se apodera de tu mente, de tu conducta y de tus emociones.

No puedes hacer nada para evitarlo, por la sencilla razón de que no lo sabes, pero lo sospechas, no lo ves ni sabes de qué se trata.

En esta guerra que se disputa dentro de tu cabeza el nuevo teatro de operaciones es invisible, las acciones de conquista no son militares sino psicológicas.

Los blancos ya no son físicos (como en el orden militar tradicional) sino psicológicos y sociales.

El objetivo ya no apunta a la destrucción de elementos materiales (bases militares, soldados, infraestructuras civiles, etc.), sino al control del cerebro humano.

Ya no se trata de una guerra por conquista de territorios, sino de una guerra por conquista de cerebros, donde eres el blanco principal.

El objetivo ya no es matar, sino controlar.

Las balas ya no apuntan a tu cuerpo, sino a tus contradicciones y vulnerabilidades psicológicas para convertirte en un soldado mental de este diseño de civilización y de sus nuevos valores.

Durante las 24 horas, tu mente y su psicología están siendo sometidas a operaciones extremas. Una guerra sin frentes ni retaguardias, una guerra sin tanques ni fusiles, donde eres a la vez, la víctima y el victimario.

A diferencia de las guerras militares, aquí el conquistador no está afuera sino adentro de tus pensamientos y de tu conducta.

En esta guerra no hay cárceles ni encierros.

El carcelero eres tú mismo.

Los conquistadores ya no necesitan torturarte para sacarte la información, tú mismo se lo provees por medios que ni siquiera te imaginas.

Nadie busca tu cuerpo, a los conquistadores no le interesa tu alma, no les interesa lo que pienses o digas.

Les interesa tu procesador humano, tu mente, para actuar sobre tus emociones, manipular tu voluntad, programar paso por paso tus pensamientos y tu conducta.

Vaciarte de voluntad, convertirte en un zombie sedado y sin perturbaciones.

Te quieren vivito, rozagante, lleno de ilusiones, con pautas familiares, con pautas amigueras.

Te quieren sin conflictos ni contradicciones con el mundo que te rodea.

Te quieren un animal social, integrado, amable, dialoguista, pacífico.

Un individuo sin más trámite, un ser pensante sin mucho espacio, que más que interrogarse sobre el mundo, se interrogue continuamente sobre sí mismo.

La guerra para conquistarte, aunque no la veas ni sospeches, está instalada durante las 24 horas de cada día que transcurres.

  • cuando te levantas
  • cuando te acuestas
  • cuando abres la nevera
  • cuando enciendes la TV o el computador
  • cuando te entretienes
  • cuando haces el amor
  • cuando contraes matrimonio
  • cuando te divorcias
  • cuando estás de vacaciones
  • cuando te compras tu ropa favorita
  • cuando chateas
  • cuando besas a tus niños
  • cuando consumes fiestas y productos,

...tienes una guerra de conquista funcionando en tu cabeza sin que lo sepas.

Tu situación, varía objetivamente entre seguir como hasta ahora (víctima y soldado de tu propia destrucción) o tomar la ofensiva para darles la batalla a tus conquistadores en el terreno adecuado.

Para combatir con cierta chance contra tus conquistadores en esta guerra invisible, es preciso primero conocer el teatro de operaciones donde se desarrolla:

Tu cabeza.

  • ¿Qué es tu cabeza?
  • ¿Cómo se configuran y programan tus pensamientos y tu imaginación?
  • ¿Qué te convierte en ser humano y no en animal?
  • ¿Qué te convierte en objetivo de una guerra de conquista invisible que tal vez te parezca ciencia ficción?
  • ¿Porqué los conquistadores ya no utilizan las balas ni la fuerza física para dominarte?
  • ¿Y por qué y para qué te han convertido en variable de ajuste de una guerra psicológica sin fronteras?

Si tienes paciencia, con afán didáctico, haciendo lo difícil en llevadero, de a poquito, vamos a llegar al punto.

Tu cabeza es un campo de experimentación, un embrión humano sin terminar, del robot del futuro.

Por ahora, sólo eres un consumidor de ideas y programas ajenos, creyendo que piensas por ti mismo.

Tu cabeza, es por donde empieza todo.

Un largo camino de disciplina miento, de programación niveladora, que te va a convertir (si no eliminas a tus conquistadores de tu cerebro) en un modelo final de robot satisfecho del sistema.

Y lo peor, creyendo que tienes pensamiento propio.

Seguramente me dirás con cara de sabelotodo si yo pienso por mí mismo? No, no piensas por ti mismo.

Piensas por medio de un programa, cuya creación no te pertenece.

Y no es un programa de Windows o de esos que usas habitualmente para entretenerte con tu pc adosada a tu cerebro.

Los conquistadores quieren que tú y los demás piensen que razonas y actúas por tu propia voluntad.

Quieren que pienses que eres autosuficiente.

Que te la sabes todas, porque manejas tecnología digital de última generación.

Sabes, cuando (al final de nuestro viaje) descubras la realidad por ti mismo, tu asombro no tendrá límites.

Y descubrirás un programa nuevo.

El tuyo.

O seguramente también me dirás ¡A mí tu argumento no me convence, yo soy de izquierdas, y a mí este sistema no me jode!.

Lamento informarte, tu izquierda no llegó al cerebro.

Sólo llegó a la ideología.

Y la ideología (que no es pensamiento racional) forma parte del programa de los conquistadores.

Ellos quieren que tu pienses que puedes cambiar el mundo con ideología y sin saber de que se trata el sistema.

Quieren que pienses que eres "anti-sistema" para adosar un toque "alternativo" falso a su propio sistema de dominio.

Tú eres un cobayo más, cuando lo descubras, seguramente sustituirás la ideología por la investigación y el pensamiento procesado.

Sólo ahí tendrás tu propio programa.

Mientras tanto, eres territorio de conquista creyendo ser tu propio conquistador.

Primera consigna:

Si quieres conocer a tus conquistadores, sus modus operandi, sus estrategias, sus tácticas de infiltración, debes conocer el territorio donde operan: tu cerebro (tu máquina procesadora humana) y sus programas (tus pensamientos y conductas).

OPINIONES Y COMENTARIOS:

ALVERTOD-VILLAVICENCIO-COLOMBIA