PORQUE NO DEJAN QUE ME EXPRESE LIBREMENTE

CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOGGER

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG.

ESTE ES MI NUEVO SITIO (todavía en construcción), AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA, GRACIAS.

jueves, 30 de septiembre de 2010

LA LEY DEL DAR


Ley del dar.
Por Deepak Chopra

El universo opera por medio de un intercambio dinámico. Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de energía en el universo y si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos, mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestra vida.

Nada es estático. Nuestro cuerpo está en intercambio dinámico y constante con el cuerpo del universo; nuestra mente mantiene una interacción dinámica con la mente del cosmos; nuestra energía es una expresión de la energía del cosmos.

El flujo de la vida no es otra cosa que la interacción armonioso de todos los elementos y las fuerzas que estructuran el campo de la existencia.

Esta armoniosa interacción de los elementos y las fuerzas de la vida opera a través de la ley del dar. Puesto que nuestro cuerpo, nuestra mente y el universo mantienen un constante y dinámico intercambio, frenar la circulación de la energía es como frenar el flujo sanguíneo.

Por ello debemos dar y recibir a fin de mantener la riqueza, la abundancia, la prosperidad o cualquier cosa que deseamos en la vida circulando permanentemente.

En toda semilla está la promesa de miles de bosques. Pero la semilla no debe ser acaparada; ella debe dar su inteligencia al suelo fértil. A través de su acción de dar, su energía invisible fluye para convertirse en una manifestación material.

Cuanto más demos más recibiremos, porque mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestra vida. En realidad, todo lo que tiene valor en la vida se multiplica únicamente cuando es dado. Lo que no se multiplica a través del dar, ni vale la pena darse, ni vale la pena recibirse.

Si al dar sentimos que hemos perdido algo, el regalo no ha sido dado en realidad, y entonces no generará abundancia. Cuando damos a regañadientes, no hay energía detrás de nuestro acto de dar.

Al dar y al recibir, lo más importante es la intención. La intención debe ser siempre crear felicidad para quien da y para quien recibe, porque la felicidad sostiene y sustenta la vida y, por tanto, genera abundancia. La retribución es directamente proporcional a lo que se da, cuando el acto es incondicional y sale del corazón.

Por eso el acto de dar debe ser alegre, la actitud mental debe ser tal que se sienta alegría en el acto mismo de dar. De esa manera, la energía que hay en el acto de dar aumenta muchas veces más.

Si deseamos alegría, démosle alegría a los otros; si deseamos amor, aprendamos a dar amor; si deseamos atención y aprecio, aprendamos a prestar atención y a apreciar a los demás; si deseamos riqueza material, ayudemos a otros a conseguir esa riqueza. En realidad la manera más fácil de obtener lo que deseamos es ayudar a los demás a conseguir lo que ellos desean.

Si deseamos recibir el beneficio de todas las cosas buenas de la vida, aprendamos a desearle en silencio a todo el mundo todas las cosas buenas de la vida. Incluso la sola idea de dar, el simple deseo, o una sencilla oración, tienen el poder de afectar a los demás.

Esto se debe a que nuestro cuerpo, reducido a su estado esencial, es un haz individual de energía e información en medio de un universo de energía e información.

Somos haces individuales de conciencia en medio de un universo consciente. La palabra «conciencia» implica mucho más que energía e información, implica una energía y una información que viven en forma de pensamiento.

Por tanto, somos haces de pensamiento en medio de un universo pensante. Y el pensamiento tiene el poder de transformar.

La vida es la danza eterna de la conciencia, que se manifiesta como un intercambio dinámico de impulsos de inteligencia entre el microcosmos y el macrocosmos, entre el cuerpo humano y el cuerpo universal, entre la mente humana y la mente cósmica.

Cuando aprendemos a dar aquello que buscamos, activamos esa danza y su coreografía con un movimiento exquisito, enérgico y vital, que constituye el palpitar eterno de la vida.

La mejor manera de hacerlo es tomando la decisión de que cada vez que entremos en contacto con una persona, le daremos algo. No es necesario que sean cosas materiales; podría ser una flor, un cumplido o una oración. En realidad, las formas más poderosas de dar no son materiales.

Obsequios como interesarse, prestar atención, dar afecto, aprecio y amor, son algunos de los más preciados que se pueden dar, y no cuestan nada. Cuando nos encontremos con alguien, enviémosle en silencio un buen deseo por su felicidad, alegría y bienestar. Esta forma de generosidad silenciosa es muy poderosa.

Tomemos la decisión de dar en todo lugar a donde vayamos, y a quien quiera que veamos. Mientras estemos dando, estaremos recibiendo. Cuanto más demos, más confianza tendremos en los efectos milagrosos de esta ley. Y a medida que recibamos más, también aumentará nuestra capacidad de dar.

Nuestra verdadera naturaleza es de prosperidad y abundancia; somos naturalmente prósperos porque la naturaleza provee a todas la necesidades y deseos. No nos falta nada porque nuestra naturaleza esencial es la potencialidad pura, las posibilidades infinitas.

Por consiguiente, debemos saber que ya somos intrínsecamente ricos, independientemente de cuánto dinero tengamos, porque la fuente de toda riqueza es el campo de la potencialidad pura, es la conciencia que sabe cómo satisfacer cada necesidad, incluyendo la alegría, el amor, la risa, la paz, la armonía y el conocimiento.

Si vamos en pos de estas cosas primero, no solamente para nosotros mismos, sino para los demás, todo lo demás nos llegará espontáneamente.

Deepak Chopra…

NUNCA ESTAMOS SOLOS


Estamos en esta vida para dar y recibir, para amar y ser amados, pero sobre todo estamos para VIVIR.

Pero hay épocas en nuestra vida que nos cuestionamos porqué estamos aquí, cual es nuestra misión en nuestra vida y porque nos pasan todas las cosas que nos pasan.

La vida es un continuo aprendizaje, y pobre de quíén no lo asuma, porque vivirá amargado continuamente.

En esta época del año, la primavera, al igual que en el otoño, todos los seres humanos tenemos cambios en nuestros cuerpos, las hormonas se alteran, es nuestro reloj biológico que nos avisa de que se avecinan cambios... "la primavera la sangre altera"

Muchas veces en esta época del año, cuando no tienes nadie al lado, te sientes solo, pues es cuantas más preguntas pasan por tu mente.
Queremos y pretendemos que los que nos rodean tengan nuestro mismo pensamiento, nuestra misma forma de obrar, no respetamos su forma de vida porque no dicen lo que nosotros queremos, no hacen lo que nosotros hacemos, en definitiva pensamos que no están actuando correctamente ante circunstancias que a diario se presentan en la vida de cada uno, los queremos como marionetas, para que bailen al son que nosotros tocamos.
¿Acaso deseamos esa forma de vida para nosotros? Pienso que no, entonces ¿porqué la deseamos para los que nos rodean?
Pensemos que amar es desear para el otro lo mejor, desear para el otro lo que lo deseo para mí. ¿Verdad que eso sería mas humano y nos haría más felices a todos?


Cuando se tiene la gran fortuna de haber encontrado a la persona que pretendemos sea nuestra pareja y comparta con nosotros las alegrías y tristezas que la vida nos va a deparar, hemos sido conscientes de que esa persona será la que nos ayude en nuestro caminar diario, pretendemos que sea nuestro soporte, empezamos a hacerla participe de nuestro destino, de nuestro quehacer diario.

Pero también hemos de pensar que esta persona no tiene que ser a nuestra imagen y semejanza, tenemos que valorar muchisimas cosas antes de dar el paso; si nos gustan las mismas aficiones, si podremos tener la confianza de que siga con sus antiguas amistades y parte de su vida, compartiendo cosas mutuamente, si podremos hablar con él/ella como un amigo no solo como un amante, si no habrá mentiras y secretos de ningún tipo; y no solo pensar si nos vamos a atraer sexualmente, si le gustarán las mismas comidas o si se fijará en como vamos vestidos.... en resumen que cada uno conserve SU PROPIA IDENTIDAD complementada por esa pareja.


Nunca penseis que estais solos, siempre, siempre, hay alguien a vuestro lado que os entiende, que os ayuda y que os proteje, y aunque en algunos momentos lo veamos todo negro, pensar que el SOL sale cada dia.

Mary Carmen

miércoles, 29 de septiembre de 2010

LA LIBERTAD - KRISHNAMURTI


A MENOS que la mente esté absolutamente libre del temor, toda clase de acción engendra más perjuicio, más desdicha, más confusión.»

Decíamos cuán importante es que se realice un cambio fundamental en la psique humana, y que este cambio puede surgir únicamente si hay completa libertad. Esa palabra, “libertad”, es muy peligrosa a menos que comprendamos su sentido cabal y absoluto, tenemos que aprender todas las implicaciones de esa palabra, y no sólo su significado según el diccionario. La mayoría de nosotros la usamos conforme a nuestra particular tendencia, o capricho, o políticamente. No vamos a usar esa palabra en un sentido político o circunstancial; más bien penetraremos en su significado interno y psicológico. Pero antes tenemos que comprender el significado de la palabra “aprender”. Como dijimos el otro día, vamos a comunicarnos todos –lo cual significa participar, compartir juntos–, y el aprender forma parte de ello. Ustedes no van a aprender del que les habla, sino que aprenderán observando, utilizando al que les habla como un espejo para observar el movimiento de su propio pensamiento, del propio sentir, de la psique, de la propia psicología. No hay autoridad alguna en que quien les habla tenga que sentarse en una tarima por motivos prácticos; esa posición no le confiere ninguna autoridad. Podemos, pues, descartar eso por completo y considerar la cuestión del aprender, pero no aprender de otro, sino valerse del que les habla para aprender acerca de uno mismo. Ustedes están aprendiendo al observar su propia psique, su propio ego, lo que sea. Para aprender tiene que haber libertad, un gran interés, y tiene que haber intensidad, pasión y urgencia. No podrán aprender si les falta pasión o energía para investigar. Si existe cualquier clase de prejuicio, cualquier predisposición de agrado o desagrado, de condenación, no es posible aprender, porque entonces uno tan sólo distorsiona lo que observa.

La palabra disciplina implica aprender de una persona que sabe; se supone que usted no sabe y, por lo tanto, aprende de otro. Eso está implícito en lo que llamamos “disciplina”. Pero cuando aquí usamos esa palabra, no indicamos cómo aprender de otro, sino cómo observarse uno mismo. Esto último requiere una disciplina que no es represión, imitación, o conformidad, ni siquiera ajuste, sino realmente observación. Esa misma observación es un acto de disciplina. Ese mismo acto de aprender es su propia disciplina, en el sentido de que hay que prestar mucha atención, y se requiere gran energía, intensidad y acción instantánea.

Vamos a hablar sobre el temor, y al examinar el asunto tenemos que considerar muchas cosas, porque el temor es un problema muy complejo. A menos que la mente esté absolutamente libre del temor, toda acción engendra más perjuicio, más desdicha, más confusión. De manera que vamos a investigar juntos sobre las repercusiones del temor y si es posible estar completamente libres de él: no mañana, no en alguna fecha futura, sino que al abandonar este recinto, deje de existir para ustedes la carga, la oscuridad, la desdicha y la corrupción del temor.

A fin de comprender esto debemos examinar también la idea que tenemos de lo gradual, es decir, la idea de irnos deshaciendo gradualmente del miedo. No existe la posibilidad de deshacerse del miedo de forma gradual. O está uno completamente libre de él, o no lo está; no existe lo gradual, que implica tiempo; no sólo tiempo en el sentido cronológico de la palabra, sino también en el sentido psicológico. El tiempo es la esencia misma del temor, según señalaremos luego. Por lo tanto, para comprender y estar libre del temor y del condicionamiento en que se nos ha educado, la idea de hacerlo lenta, eventualmente, tiene que terminar por completo. Ésa va a ser nuestra primera dificultad.

Si se me permite señalarlo otra vez, esto no es una conferencia, es más bien el caso de dos personas amigas y afectuosas que inquieren juntas sobre un problema muy difícil. El hombre ha vivido con temor, lo ha aceptado como parte de su vida, y estamos indagando sobre la posibilidad, o más bien la “imposibilidad”, de acabar con él. Ustedes saben que lo que es posible ya está hecho, ya ha terminado; ¿no es así? Si es posible podemos hacerlo. Pero lo que es imposible se torna posible únicamente cuando comprendemos que no hay mañana en absoluto; hablando desde el punto de vista psicológico. Nos enfrentamos al extraordinario problema del temor, del cual el hombre nunca ha podido deshacerse por completo. Nunca ha podido deshacerse de él, no sólo físicamente, sino también interna o psicológicamente; siempre ha escapado de él mediante formas de entretenimiento, bien sean religiosas o de otra índole. Y esos escapes han constituido una evasión de “lo que es”. Nos preocupa, pues, la “imposibilidad” de estar completamente libres del temor; por tanto, lo que es “imposible” se torna posible.

¿Qué es el temor realmente? Los temores físicos pueden ser comprendidos de manera relativamente fácil, pero los temores psicológicos son mucho más complejos, y a fin de comprenderlos tiene que haber libertad para inquirir, no para formar opinión, ni para indagar dialécticamente en la posibilidad de terminar con el temor. Pero examinemos primero la cuestión de los temores físicos, los que naturalmente afectan a la psique. Cuando nos encontramos con un peligro de cualquier clase, surge instantáneamente una respuesta física. ¿Es eso temor?

(Ustedes no están aprendiendo de mí; todos estamos aprendiendo juntos; y, desde luego, deben prestar gran atención porque no está bien que vengamos a una reunión de esta clase para regresar con alguna serie de ideas o creencias; eso no libera a la mente del temor. Pero lo que sí libera a la mente del temor de manera completa y absoluta es comprenderlo totalmente ahora, no mañana. Es como ver algo de una manera total y completa; y lo que ustedes ven lo comprenden. Entonces es de ustedes y de nadie más.)

Existe, pues, el temor físico, como mirar un precipicio o encontrarse con un animal salvaje. ¿Es temor físico la respuesta a ese peligro, o es inteligencia? Nos encontramos con una serpiente y respondemos de inmediato. Esa respuesta es el condicionamiento pasado que dice: «ten cuidado», y la reacción psicosomática es inmediata, aunque condicionada; es el resultado del pasado porque a usted le habían dicho que el animal era peligroso. Al afrontar un peligro físico, ¿hay temor? ¿O es la respuesta de la inteligencia a la necesidad de autoconservación? Existe también el miedo a experimentar un dolor físico o enfermedad que se ha tenido previamente. ¿Qué ocurre en este caso? ¿Es eso inteligencia? ¿O es una acción del pensamiento, que es la respuesta de la memoria, temerosa de que el dolor sufrido en el pasado pueda repetirse? ¿Está claro el hecho de que el pensamiento produce temor? Existen además diversas formas de temores psicológicos: miedo a la muerte, miedo a la sociedad, miedo a no ser respetable, miedo a lo que la gente pueda decir, miedo a la oscuridad, etcétera. Antes de examinar la cuestión de los temores psicológicos, tenemos que comprender algo muy claramente: no estamos analizando. El análisis no tiene ninguna relación con la observación, con el ver. En el análisis siempre están el analizador y lo analizado. El analizador es un fragmento de los muchos otros fragmentos de que estamos compuestos. Un fragmento asume la autoridad del analizador y comienza a analizar. Ahora bien, ¿qué está involucrado en todo eso? El analizador es el censor, la entidad que se arroga la autoridad con el fin de analizar porque supone tener conocimiento para ello. A menos que él analice completamente, fielmente, sin distorsión alguna, su análisis no tiene valor en absoluto. Comprendan esto con toda claridad, por favor, porque el que les habla no sustenta la necesidad de análisis alguno, en tiempo alguno, cualquiera que sea. Esto es más bien una píldora amarga difícil de tragar, porque la mayoría de ustedes han sido analizados o van a ser analizados, o han estudiado lo que es el análisis. El análisis implica no sólo un analizador separado de lo analizado, sino que también implica tiempo. Tenemos que analizar gradualmente, parte por parte, toda la serie de fragmentos de que estamos constituidos, y eso requiere años. Y cuando analizamos, la mente tiene que estar absolutamente lúcida y libre.

Por tanto, hay varias cosas involucradas: el analizador, un fragmento que se separa él mismo de otros fragmentos y dice: «Voy a analizar»; también existe el tiempo, día tras día mirando, criticando, condenando, juzgando, evaluando, recordando. Asimismo está involucrado en ello todo el drama de los sueños; nunca nos preguntamos si hay necesidad alguna de soñar, aun cuando todos los psicólogos dicen que tenemos que soñar, porque de lo contrario nos volveríamos locos. ¿Quién es, pues, el analizador? Es parte de uno mismo, parte de nuestra mente, que va a examinar las otras partes; es el resultado de experiencias pasadas, de conocimientos del pasado, de evaluaciones pasadas; es el centro desde el cual va a examinar. ¿Tiene ese centro alguna realidad, alguna validez? Todos nosotros actuamos desde un centro, el cual es un centro de miedo, ansiedad, codicia, placer, desesperación, esperanza, dependencia, ambición, comparación; desde ese centro pensamos y actuamos. Esto no es una suposición, ni una teoría, sino un hecho incuestionable y observable en la vida diaria. En este centro hay muchos fragmentos, y uno de los fragmentos se convierte en el analizador; lo cual es absurdo, ya que el analizador es lo analizado. Tienen que comprender esto, porque de lo contrario no podrán seguir adelante cuando penetremos más profundamente en la cuestión del temor. Deben comprenderlo completamente, pues cuando abandonen este recinto tendrán que estar libres del miedo, de manera que puedan vivir, disfrutar y mirar el mundo con ojos diferentes; de manera que sus relaciones no vuelvan a llevar el peso del miedo, de los celos, de la desesperación; y así se convertirán en seres humanos, no en animales violentos y destructivos.

El analizador es, pues, lo analizado, y en la separación entre el analizador y lo analizado está todo el proceso del conflicto. Y el análisis implica tiempo; cuando lo haya analizado todo, uno está listo para la tumba y, mientras tanto, no ha vivido en absoluto. (Risas.) No, no se rían; esto no es una diversión, sino algo terriblemente serio. Tan sólo la persona formal, seria, sabe lo que es la vida, lo que es vivir; no el hombre que busca diversión. Esto requiere una investigación seria y apasionada. La mente debe estar completamente libre de la idea del análisis, porque éste no tiene sentido. Han de ver esto, no porque lo dice el que les habla, sino porque vean la verdad de todo el proceso del análisis. Esa verdad traerá la comprensión; la verdad es comprensión… de la falsedad del análisis. Así cuando uno ve lo que es falso, puede descartarlo por completo. Sólo cuando no lo vemos es cuando estamos confusos.

Más allá de la Violencia, ©KFT.

domingo, 26 de septiembre de 2010

SEAMOS VISIONARIOS DE LA NUEVA TIERRA



Los procesos de cambios y transformaciones se presentan tan intensos y continuos que ya no tenemos registro claro de cuando nos suceden las cosas. Cada uno en su tiempo propio está teniendo vuelcos imprevistos.

Hay energías y estados de conciencia tan nuevos que la mayoría de las personas aún no pueden definir su naturaleza. Las nuevas energías están anclando lentamente en nosotros. Aún así sabemos que lo nuevo nos acerca hacia una conciencia de autenticidad, unicidad, claridad, integración y amor verdadero. Hay necesidad de salir de la dualidad, la falsedad, la mentira, decir la verdad de nuestro corazón.

Los procesos están siendo lentos y profundos, movilizados por diferentes energías que llegan desde el centro galáctico y desde los planetas. Vemos como emergen las miserias humanas, con todos los atributos de desunión, egoísmos, autoritarismos. Si observamos detenidamente los movimientos sociales, veremos que donde hay fuertes tendencias de ambición y egoísmo, al poco tiempo no hay nada construido y los egos humanos se caen. Por otro lado, donde se reúne un grupo de personas desde el amor incondicional, la solidaridad, la aceptación mutua, comienzan a florecer las nuevas formas de vida. Por ahora las cosas parecen confusas, en la superficie aparece más caos y violencia que buenas acciones. Este es un tiempo de visionarios, de aquellos que se animan a sembrar en el desierto, con la absoluta confianza de que están sembrando en una tierra fértil. Sólo aquellos que tengan la seguridad absoluta del renacimiento de la humanidad en su corazón, podrán sostener como pilares de luz las energías de transformación de estos tiempos.

Si nos quedamos en la visión del caos, no podremos prestar atención a las nuevas ideas y tendencias que están surgiendo dentro de nosotros. Hay una fuerza interior que pulsa por expresarse hacia fuera. Pero si aún tienes miedo de lo que dirán de ti, de perder tu estatus social o profesional, te estás despotencializando. La clave es convertirnos en Seres Verdaderos, permaneciendo fieles a nosotros mismos sin importar lo que nos depare la vida. Sólo así podremos recuperar nuestro poder personal y modificar nuestra vida hacia lo auténtico y esencial.

El proceso es desde el espíritu hacia la materia. Desde los planos más sutiles se produce la transformación que desciende al plano material transformando la realidad cotidiana.

Todo aquello que no sea auténtico y no esté integrado será llevado hacia su finalización. Entiéndase en este proceso autoritarismo político, mentiras institucionales, proyectos engañosos, falsedad en lo sentimientos, vínculos por interés, ambición material desmedida. En pocas palabras, sólo lo genuino y transparente podrá echar raíces en la Nueva Tierra de nuestros corazones.

Es tiempo de desafíos y transformaciones en nuestros proyectos de vida. Hay que ser auténticos y estar en armonía entre la mente y el corazón.

Si tu corazón no te apoya, piensa tres veces antes de actuar y regresa a preguntar a tu sabiduría interior cual es el camino con corazón.

Como humanidad estamos atravesando un renacimiento nunca antes vivido. Cada uno de nosotros, como parte de esta humanidad está superando la negación o la racionalización de “como debería ser esto o aquello”, o ”porque a mí, si soy una persona correcta”. Somos seres espirituales realizando una experiencia humana para lograr la evolución de la conciencia.

Un paso importante para integrarnos es reconciliarnos con el pasado, con nuestros ancestros. El desafío es sanar las heridas de nuestra historia, personal y colectiva, donde siempre hemos estados divididos entre los unos y los otros. Nos hicieron creer que una postura es mejor que otra dividiendo nuestra conciencia entre buenos y malos. Ahora la tarea es sanar las divisiones y regresar a la unidad nuestro Ser Divino

Es hora de reconciliarnos primero desde nosotros mismos, de no querer ser otra persona de aquella que realmente somos, porque la división parte desde uno mismo, no desde el otro. Es muy bueno también llevar este estado de gratitud a nuestros ancestros, reconociéndolos y honrándolos. Cuando abrazamos desde el corazón a cada uno de nuestra familia y nos reconciliamos con el pasado, comienza el camino de reintegración de nuestras energías psíquicas, redefinimos los vínculos, sanamos heridas, recuperamos energías estancadas en un pasado que ya no sirve más. Cerrando sanamente los ciclos del pasado, disponemos de energías para nuestras acciones futuras.

En este tablero de la humanidad, a algunos les toca expander la conciencia hacia la activación de los cuerpos de Luz y otros harán el trabajo de reconexión con los ancestros, generando de esta manera un juego que nos permite echar raíces fuertes y sólidas para seguir creciendo en nuestra evolución espiritual.

Evolucionamos hacia otros sistemas totalmente diferentes y complejos, no tengas miedo al cambio, anímate a ser visionario.

Tenemos la oportunidad de transformar y avanzar hacia la tierra que realmente queremos manifestar.

NAVEGANDO ENTRE LAS DIMENSIONES




Cuando una banda de visionarios se une para empujar los límites del universo conocido,

abren de par en par las puertas atascadas de la evolución para todos

Vivimos con un pie en la tercera dimensión, con otro pie buscamos como apoyarnos en la nueva conciencia de cuarta y quinta dimensión. Por momentos parece fácil, cuando miramos desde el espíritu y comprendemos que todo está en perfecto orden de transformaciones, que el caos dará lugar al orden. Pero otras veces cuando el enfoque es desde la mente racional o las emociones, entonces enganchamos las limitaciones y los miedos, vemos el caos y nos preguntamos como es posible todo lo que está sucediendo. Navegamos entre la confianza interna del espíritu que sabe de un mundo en evolución consciente y las memorias de destrucción que pueden estar dentro de nosotros. Es necesario tener información y claridad para atravesar estos tiempos de irreversibles cambios

¿Cómo entender las dimensiones para saber mínimamente donde estamos parados? Las dimensiones son los diferentes estados de la existencia, o podríamos decir también que son niveles de conciencia. Cambiar de dimensión es expandir nuestra forma de percibir la realidad, de ver las cosas. Cuando nos dicen que somos seres multidimensionales, muchos nos imaginamos que andamos viajando entre dimensiones que no entendemos bien aún. La primera dimensión es la de los minerales y el agua, quienes se conectan con las piedras y trabajan con el agua están haciendo trabajos interdimensionales, al igual que quienes están en contacto con el reino vegetal que es la segunda dimensión. Miremos hacia las dimensiones de menor frecuencia para saber donde estamos parados y luego comprender la tercera dimensión que es la nuestra, la humana, la conflictiva, porque se basa en la polaridad y la separatividad, Ja, ja!!! Aquí está el tema de tantos problemas, los unos y los otros, los buenos y los malos, me siento solo en este mundo que no me comprende. En 3 D hay una percepción lineal del tiempo y del espacio, y justamente desde el tiempo que nos colisiona y que ya “no alcanza como antes” es desde donde comenzamos a percibir la interacción de la cuarta dimensión sobre nosotros, porque aquí el tiempo es mental, se expande y se contrae en un eterno presente

Muchos hablan del salto cuántico de la conciencia, de saltar a otra dimensión más elevada. En realidad, he comenzado a cuestionarme si estamos saltando o se nos vienen encima la cuarta y quinta dimensión. Porque ellas están sobre nosotros y es lo que nos está desarticulando la vida ordenadita como la teníamos en tercera dimensión. Nos estamos zambullendo en nuevas conciencias, nos sentimos raros, los que antes nos gustaba, ahora no interesa más, hay una búsqueda de la esencia de la vida. Y por aquí comenzamos a explorar las frecuencias de las nuevas dimensiones que nos abren a la realidad de nuestro ser.

Cuando comenzamos a percibir la cuarta dimensión, sentimos que muchas creencias comienzan a derrumbarse, otros niveles de la conciencia ocupan nuestra mente y percibimos las realidades con otros tonos. La 4 D es la zona de pasaje hacia realidades suprafísicas, allí se encuentran las fuerzas arquetípicas o inconsciente colectivo, es donde experimentamos la sincronicidad y la telepatía entre otras cosas. También es una zona poderosa de luces y oscuridades donde se dan las pesadillas y presencias astrales. A medida que desarrollamos mayor libertad en nuestro ser para pensar, sentir y hacer, somos atraídos magnéticamente hacia los impulsos lumínicos de la cuarta dimensión y atravesamos las zonas de control arquetípico para ingresar en la conciencia de la quinta dimensión. Esta dimensión es la frecuencia de la sabiduría y es pura energía. Es donde se encuentran los Maestros Ascendidos y los espíritus guías. En quinta experimentamos el fundirnos con el grupo de almas al cual pertenecemos vibracionalmente y al Ser superior o Multidimensional. Es la dimensión donde recordamos quienes somos y despertando nuestra sabiduría interna, (seguro que ya tocaste la 5 D y no te diste cuenta). Es en esta dimensión donde se experimenta la conciencia grupal que forma un solo Ser de mayores dimensiones. ¿Estamos cerca o lejos de la quinta dimensión? Calcula cuanto de separatividad hay en ti o cuan cerca estás de la conciencia de Todos Somos Uno

En síntesis, si experimentas sincronicidades, telepatía, si vives en el aquí y ahora, si te interesas por temas espirituales, o te das cuenta de que no hay diferencia entre el adentro y el afuera, si buscas la unión con todos los seres de la creación estás experimentando la cuarta y quinta dimensión. Y todavía hay mucho más para experimentar, este es el comienzo.

El cambio dimensional no sucede de un día para otro sino por capas paulatinas de conciencia. Los grandes cambios que sentimos es el lento pasaje a las dimensiones superiores

Es decir, las puertas de las nuevas dimensiones ya están abiertas, se pasa a través de ellas con un simple estado de conciencia, donde nuestro ser puede experimentar estados de unión espiritual. Esta conciencia de unión espiritual está siendo posible con más facilidad para muchos seres gracias a estas energías que llegan desde el centro de la galaxia y en sus vibraciones de altas frecuencias traen la energía necesaria para nuestra integración.

Integrarnos los unos a los otros no es una tarea que pueda realizar el intelecto desde la tercera dimensión, es una energía de alta vibración que activa códigos de memoria en nuestro centro corazón y permite que se exprese un sentimiento de unidad-integración.

Todo lo que vemos en los noticieros de peleas, violencia, desunión, miserias siguen siendo productos de la vieja energía. Todos los seres que se unen en meditaciones masivas por la paz mundial, por la sanación del planeta, lo están haciendo desde la nueva conciencia. Cada uno elige el canal que desea.

El efecto cósmico es poderoso, los cambios se precipitan más allá de lo imaginado por muchos. Tenemos que explorar las nuevas formas de vida, comprender cómo la cuarta y quinta dimensión ya están modificando nuestra realidad.

Sólo una banda de visionarios que conoce el otro lado del velo puede empujar las puertas del Gran Cambio

Salimos del mundo de las confusiones, de los vínculos enmarañados, de las mentiras y las manipulaciones. Ingresamos en un mundo más transparente, donde la verdad del espíritu atraviesa la realidad.

Abandonamos las creencias de que todo tenía que ser con sufrimiento y esfuerzo, vieja energía de la 3D. Ahora, en la 4D el pensamiento crea la realidad. Lo que piensas obtendrás. ¿Estás navegando interdimensionalmente? Con sólo tu pensamiento ordenado en infinitas posibilidades ingresas en la Nueva Tierra.

El tiempo lineal de la tercera dimensión colisiona. Las viejas formas de trabajar, de pensar, nos demandan muchas horas de reloj que ya no sirven. La clave del cambio está en una mente ordenada que practique la sincronicidad y el estar en presente continuo.

Los jóvenes nos muestran ese vivir en el presente sin preocuparse, porque ellos traen los nuevos códigos ya incorporados y los adultos les cuestionan la “falta de preocupación por el futuro”, esto es vieja conciencia!!! Muchos adultos quisiéramos tener esa conciencia de liviandad energética que ellos traen, ellos resuelven en el tiempo real del presente, cómo van a preocuparse por el futuro si ellos perciben que no habrá futuro como los adultos racionales de 3 D siguen pensando.

Las fuerzas planetarias en el juego cósmico

¿Sólo los humanos estamos en grandes cambios galácticos? Todo el sistema solar respira las intensas energías de la Banda de Fotones. Respiremos junto a la galaxia.

La Gran Cruz Cósmica de planetas mayores se extendió desde finales de junio hasta mediados de agosto, con momentos de mayor intensidad sobre el 26 de junio y el 8 de agosto. Por un lado este influjo de poderosas energías de liberación dio paso a que muchos seres despertaran a sus potenciales espirituales, por otro lado también se experimentaron momentos de confusión, desorden generalizado, emergencia de contenidos muy reprimidos dentro del inconciente personal y el inconciente colectivo que agudizaron la percepción de caos.

Si bien los aspectos astrológicos estuvieron indicando una excesiva tensión de fuerzas planetarias, para muchos seres en conciencia fue el comienzo de su unificación definitiva donde el espíritu puede hacer contactos más definidos y claros con la materia. Es decir, los estados de certezas espirituales, alineaciones con la Fuente, inspiraciones divinas y estados normales de iluminación ahora son posibles para muchas mas personas con menos esfuerzos de preparación. Se abrieron las puertas interdimensionales, nosotros no tuvimos que ir a ningún lugar especial, sólo había que estar centrados, alineados y en paz para “sentir” la cuarta y la quinta dimensión en nuestra vida cotidia

En julio tuve una experiencia, donde “me colisionó el tiempo” allí pude experimentar y resolver en pocos minutos casi 24 horas de diferencia que me faltaban (¡se me escaparon 24 hs! Fue muy divertido). Gracias a mis prácticas de meditación y experiencia en tener como brújula a la intuición (ahora le dicen GPS) pude realizar lo que era esencial en ese momento y avanzar con satisfacción y equilibrio.

Sigamos deslizándonos desde nuestro sentir interior. Ah! Si aún no encontraste tu sentir interior, busca dentro de ti lo que te está pasando, no mires afuera que te vas a distraer.

A partir el próximo equinoccio y con la entrada del Sol en Libra, donde se encuentra Saturno, comienza la etapa de re-ordenar la nueva etapa con todo lo que quedó en la superficie de tu conciencia….

A fines de setiembre el Sol en conjunción con Saturno harán cuadratura a Plutón, último ajuste para sacar afuera lo que no necesitamos más. Partir del 9 de octubre, Venus comienza su marcha retrógrada por 40 días, hasta el 20 de noviembre. Venus está relacionado con el sentir, los afectos y los valores de vida. Se hará una revisión en nuestra vida de ciertos aspectos a seguir depurando para una mejor afinación de nuestras emociones dentro de las nuevas energías. ¿Otra vez más? Si, otra vez, porque cuanto más vamos ascendiendo en la espiral evolutiva más afinados y libres de ataduras y dependencias emocionales necesitamos caminar.

En la energía del amor infinito, los abraza

Ana María Frallicciardi

MENSAJE DE LA MADRE TIERRA


Como una raza planetaria, nos ponemos de pie al borde de las nuevas expansiones y potencialidades, tan magníficas que no es siquiera posible para la mente humana asirse plenamente a lo que está por develarse. Como Hijos del Sol, encarnamos esta vez como las alas del Espíritu para ayudar a conducir esta magnificencia sabiendo también que el proceso no sería sin desafíos.

Les comparto una experiencia reciente que me ayudó a comprender de gran manera nuestros roles más profundos como trabajadores de luz planetarios. Este compartir tiene la intención de brindar mayor revelación a un vasto tema frecuentemente silenciado y convoca a nuestra atención inmediata y a nuestra acción intrépida. Por favor léanlo con discernimiento y a partir de una apreciación compasiva de que, juntos, nosotros PODEMOS cambiar todo el potencial que surja, y predicción.

En la mañana del 13 de Enero, como reverberación del terremoto de Haití que se estaba percibiendo y de las historias de las noticias escuchadas, una inmensa oleada de energía pasó por mi oficina. Colisionó con mi computadora, borró todos los programas abiertos y de inmediato me dejó a mí y a mi compañera enfermas, de forma extraña. Quedé perpleja ante este suceso que me dejó un sentimiento agónico de que algo no estaba bien.

Luego de dos semanas de enfermedad y todavía con un sentimiento desestabilizador, me puse en meditación para recibir mucha claridad y purificación necesarias. Me encontré viajando profundamente hacia el corazón de la Madre GAIA. Era tan intenso que mi cuerpo se estremeció por un tiempo antes de recibir su tierno mensaje.

Ella enfatizó en forma muy simple, que no había creado lo de "Haití" y que ella nunca hubiera hecho esto, en esta forma, a sus hijos. Continuó diciendo que este suceso no era parte del Plan Divino, que nuestra transición y acompañamiento a los cambios en la tierra tienen la intención de ocurrir en gran medida y lo más posible; con facilidad y gracia. Ella compartió que lo que sucedió en Haití fue provocado por hechos causados por la "mano del hombre" y más juegos de este tipo pueden ocurrir.

Mientras este viaje meditativo continuaba, varias escenas vívidas brillaban intermitentemente ante mí de potenciales nacientes y todos portaban diversos resultados. Haré lo mejor que pueda para resumir este significativo mensaje ya que este concierne a los roles del trabajador de la luz en estos tiempos de tanta revelación y de gran imprevisibilidad.

El Falso Despliegue del año 2012

Parece haber determinadas contingencias de oposición sobre esta sagrada Tierra que están deliberadamente causando temor y confusión entre la raza humana, capitalizándose especialmente en la profecía del año 2012.Ellos trabajan con los mismos principios y las Leyes Universales que hacemos y conocemos muy bien, que la proyección del pensamiento humano crea la realidad del plano material.

Su principal agenda es interferir con el despliegue natural de nuestro plan evolutivo creando caos y las mismas situaciones representadas en anteriores ciclos catastróficos. Estas energías especialmente tratan de debilitar la mente, las emociones y el cuerpo físico apuntando a los sentidos humanos a través de intoxicaciones sutiles y jamás vistas de lo que observamos, sentimos, respiramos, oímos, degustamos, soñamos e imaginamos. Si existe un desequilibrio, impureza u otra vulnerabilidad en nosotros mismos o en aquellos con quienes tenemos una relación personal, ellos tienen una puerta abierta desde dónde penetrar.

Hay muchas más personas reportando una actividad aumentada y existen más sueños al respecto. Existen más predicciones acerca del cataclismo mundial junto con una plétora de estrategias de supervivencia del 2012, escenarios de desesperanza y oscuridad, exageración en los medios de comunicación y otras falsas intrigas. Estas energías adversas también saben muy bien del apego humano al drama y especialmente a la creencia en la ilusión de la muerte. Su propósito es influenciar a la consciencia de masa para que permanezca del lado del temor sabiendo que lo que está proyectado desde esta emoción se manifestará si hay energía suficiente detrás de la fuerza motivadora del pensamiento.

La Luz de Dios nunca Falla

A través de las elecciones que la humanidad ha realizado en muchos niveles importantes, hemos llegado demasiado lejos para que la oscuridad impida la ascensión. Esto no quiere decir, sin embargo, que el Plan Divino no pueda comprometerse. Es tiempo de que tomemos de la mano, más atrevidamente nuestra propia evolución y adquiramos el poder como un todo unificado para cambiar todos los obstáculos y hasta incluso las profecías que han sido sembradas en nuestra consciencia.

Estos potenciales nacientes, no importa cuán pequeños o grandes sean, deben ser dirigidos de inmediato a partir de la conciencia grupal expandida y actividad focal de luz iluminada. Se encuentran en la visión clara, el amor compasivo y el enfoque unificado en todos nosotros.... todas las razas, religiones, culturas y tribus... lo que es absolutamente esencial. GAIA nos convoca a todos nosotros para que ayudemos a compartir su mensaje por todos lados.

Las legiones de luz provenientes de muchos reinos y dimensiones están trabajando detrás del aspecto visible, en cada faceta del Plan Divino para la Tierra, penetrando en muchos niveles más profundos de Voluntad Divina y Propósito. Dhwal Kul, uno de los muchos Maestros Ascendidos con nosotros, recientemente me ha recordado que una gran onda de energía vendrá pronto a limpiar a todo el cuerpo planetario llenándonos a todos con niveles sin precedentes de sabiduría iluminada del corazón. .

Los Maestros están también constantemente haciendo mella en que nosotros como un grupo sumamente activado, tenemos ahora la capacidad para cambiar todo el potencial que está aflorando, hasta incluso el nivel de afectar el giro del electrón. "Ustedes son Dioses" son las palabras y el mensaje que está constantemente resonando. Mayor oración e invocación, enfoques de luz más perfilados y una coherencia más profunda en la unificación de nuestro grupo atraen corrientes de luces canalizadas y necesarias de gran manera, tecnología de luz y transmutación a una claridad mayor para energizar a este sagrado planeta en amor.

Como Hijos del Sol, nuestra misión es sostener el equilibrio de luz para nuestro planeta en ascenso mientras que ayudamos a la gente a permanecer enfocados en la vibración del corazón. Nos estamos enfocando y ascendiendo con la Madre GAIA en cuyo cuerpo somos un todo biológico integrado.

"En el resultado final, es GAIA misma, el Gran Ser Celestial que gobierna su mundo - ustedes nunca deben perder de vista la realidad mayor. La Diosa Cósmica, ella es una unidad de consciencia celestial y finalmente determina el resultado de toda vida que ella porta. Si existe un tributo a ser pagado, entonces páguenlo al gran Planeta Tierra. Respiren en su sabiduría, contemplen su majestuosidad y perciban el latido del corazón de la Madre pulsando a través de sus almas. Ella responderá a ese amor y los ayudará a calmar la furia."

Patricia Cory del libro, No Más Secretos, No Más Mentiras

miércoles, 22 de septiembre de 2010

QUE ES EL EGO ?


Pregunta: ¿Qué es el Ego?

Es el rol con el cual vienen a actuar en la existencia material. Pero es sólo un

medio para desarrollarse y aportar a los demás lo que se ha previsto que se dé

para bien de todos.

El ego es una oportunidad de crecimiento en cuanto a conciencia. No limita a

nadie porque como es el papel que se le ha otorgado a cada uno en función de

su mayor o menor mérito, dependerá mucho de cómo lo enfrenten y lo

aprovechen como para que éste les permita evolucionar.

Como en una obra teatral, a cada actor se le asigna un personaje de la obra, y

dependerá del trabajo escénico de cada uno como para que en las próximas

actuaciones, haya promociones y los actores secundarios puedan llegar a

realizar papeles protagónicos o primeros papeles.

Pregunta: ¿Quién le asigna a cada uno su papel?

Al principio son los “Guardianes del destino” (entidades regentes de los

nacimientos), los que le asignan a cada quién su papel; pero poco a poco es

uno mismo el que en función de la entrega personal que lo lleva a destacar,

ensayando una y otra vez, podrá postular para roles más importantes o

simplemente podrá elegirlos por cuanto se los merece.

Pregunta: ¿Por qué nos olvidamos de nuestro origen y nos

dejamos envolver por el personaje?

Porque no es fácil mantener despierta la conciencia, en un mundo de ilusiones

y formas engañosas. Además cuando menos lo piensan se han compenetrado

tanto con la obra que no recuerdan otra cosa que lo que tienen entre manos.

Ciertamente el peligro está cuando uno le da vida propia a su creación, y ésta

empieza a manifestarse por su cuenta. También en la tierra existen fuerzas

malignas, de origen extraterrestre atrapadas en otra dimensión, que

mentalmente hacen lo imposible por distraer el avance evolutivo del ser

humano, estimulando las pasiones que lo terminan envolviendo y haciéndoles

caer en una suerte de sopor o amnesia.

Depende mucho de su esfuerzo personal el que puedan mantenerse

conscientes de su realidad.

Pregunta: Algunas escuelas del misticismo y espiritualidad

hablan de la muerte del Ego, ¿eso está bien?

Si el Ego es el personaje que te permite la aparición en la obra, cómo vas a

acabar con él. La idea no es destruir al ego, ni enfrascarse en una guerra a

muerte con él, sino en saberlo utilizar sin perder la conciencia de que son

actores representando un papel; y ese papel no puede terminar antes que la

obra así lo haya dispuesto. Pero depende mucho de ustedes y del carisma que

hayan venido cultivando para que el personaje destaque por sí mismo en la

interpretación, por muy breve que pueda haber sido la intervención.

AMOR Y PAZ... VUESTROS GUIAS DE MISIÓN RAHMA...

FABIAN ALBERTO DISANTI

EL EGO - I


Otro aspecto del dolor emocional que forma parte intrínseca de la mente egoísta es una profunda sensación de falta de totalidad o de carencia, de no estar completo. En algunas personas esta sensación es consciente; en otras, inconsciente. Si es consciente, se manifiesta como un sentimiento constante e inquietante de no ser lo suficientemente bueno, de no merecer la pena. Si es inconsciente, solo se sentirá indirectamente como un intenso deseo, ansia y necesidad. En cualquier caso, la persona a menudo entrara en una búsqueda compulsiva de gratificación para el EGO y de cosas con las que identificarse para llenar el agujero que siente dentro. Así, tratara de conseguir posesiones, dinero, éxito, poder, reconocimiento o una relación especial para sentirse mejor consigo mismo, para sentirse mas completa. Pero aunque consiga todo esto, esa persona pronto se dará cuenta de que el agujero sigue estando allí, de que no tiene fondo. Entonces tiene un verdadero problema, porque ya no puede seguir engañándose. Bueno, si que puede, y de hecho lo hará, pero le resultara más difícil cada vez.

Mientras la mente egoísta dirija tu vida, no podrás sentirte verdaderamente tranquilo. Solo podrás estar en paz o satisfecho. Como el ego es un sentido de identidad derivado de las cosas externas, necesita identificarse con ellas. Necesita ser defendido y alimentado constantemente. Las identificaciones mas habituales del EGO guardan relación con las posesiones, con el trabajo , con tu estatus y reconocimiento social, con el conocimiento y la educación , con la apariencia física , con las habilidades personales, con las relaciones , con tu historia personal y familiar, con los sistemas de creencias y también con la identificaciones colectivas: nacionales, raciales, religiosas y otras. Ninguna de estas identificaciones es tu.

¿Te da miedo saberlo? ¿O te produce alivio? Antes o después tendrás que renunciar a todas esas cosas. Quizás aun te resulte difícil de creer, y ciertamente no te estoy pidiendo que creas que tu identidad no se halla en ninguna de estas cosas. Llegaras a saber la verdad de mi afirmación por ti mismo. A mas tardar, lo sabrás cuando sientas que la muerte se acerca. La muerte te desnuda de todo lo que no eres tú. El secreto de la vida es " morir antes de morir " y descubrir que no hay muerte.

EL PODER DEL AHORA

Eckhart Tolle

martes, 21 de septiembre de 2010

EL PODER SANADOR DE LA RISA


Fuente: Claudio M Dominguez

Cuando de chico leí que una carcajada bien sonora, salida del alma, movilizaba más la energía en el cuerpo que una serie de intensas actividades deportivas o aeróbicas, me quedé impactado por la potencia sanadora de la risa. Con el tiempo accedí a explicaciones científicas sobre como el organismo moviliza sus recursos infinitos de recuperación, cuando el humor se instala y las emociones provocadoras se distienden ante la risa benéfica.

Las endorfinas, hormonas de la dicha, se despliegan en el campo de nuestro cuerpo, cuando la distensión y el placer se conectan con el humor, con esa puerta de acceso a la libertad del Ser, que comienza cuando uno en lugar de juzgar, directamente ríe.
Más aún si esa risa se autorefiere, es decir si aprendemos antes que nada a reírnos de nosotros mismos, el efecto es explosivo, de polaridad positiva.

Podemos pasar de un dicho gauchesco con su proverbial sabiduría: “El que se ríe, los mal es aleja”, a una profunda reflexión espiritual de Osho, cuando dice que la risa detiene a la mente, y que por eso proviene del corazón. La mente es tramposa. el corazón es sabio.

El hombre es el único ser de la creación capaz de reírse, Tiene el mecanismo de la evolución divina en un clímax tal que le permite detener el tiempo en ese instante. Fundirse en el motivo de su existencia en esa risa, que dicen los avatares, es la risa de Dios.

Dios es el gran humorista, que permite en forma compasiva que esta humanidad continúe, a pesar de su falta de amor y de humor.

Así que seres queridos, a reírse mucho; pero no del otro, sino junto al otro.
Reír nos sana, y en estos momentos más que nunca, necesitamos mecanismos naturales, para preservar la salud, ante toda la tristeza que se nos quiere vender, sabiendo que si perdemos la risa, perdemos literalmente la vida

lunes, 20 de septiembre de 2010

LA NATURALEZA BASICA ESENCIAL



Nuestra naturaleza esencial es lo que somos cuando estamos libres de la experiencia del pasado; es nuestra naturaleza innata y un estado de con­ciencia no condicionado. Es nuestro estado de la niñez, y coexiste con las características particulares de nuestra alma (ternura, clari­dad, fortaleza y otras). Cuando somos bebés, no tenemos la capacidad de saber que ésta es nuestra experiencia, todavía no hemos desarrollado la capacidad de reflexionar. El proceso de perder el contacto con nuestra naturaleza esencial es uni­versal: todos los que desarrollan un ego tienen que pasar por ello, todos los seres humanos del planeta, a menos que uno nazca santo o loco, desarrolla una estructura de ego. Necesitamos confrontarnos con nosotros mismos para reco­nectar con nuestra naturaleza esencial.

- El principio básico que inicia el desarrollo del ego: la per­dida del contacto con nuestra Naturaleza Verdadera de forma gradual durante los primeros años de vida, al llegar a los cuatro años, la percep­ción de la esencia se ha perdido casi por completo e inicia el desarrollo del armazón que estructura al ego. Esta estructura es un requisito previo al desarrollo espi­ritual ya que parte del logro del ego es la conciencia introspectiva. Sin ella no podríamos darnos cuenta de nuestra propia conciencia.

- factores que conducen a esta pérdida de contacto con la Esencia:

La identificación con nuestros cuerpos: El comienzo de la cognición se origina con la diferenciación entre las sensaciones agradables y desagradables, y cualquier rastro de memoria de estas impresiones se registra gradualmente en nuestro sistema nervioso central desarrollado. A través de la repetición de estas impresiones, la memo­ria empieza a formarse. Esforzarse por alcanzar el placer y evitar el dolor es el principio fundamental que subyace a la estructura del ego. El sentido de lo interior frente a lo exterior, el contacto repetido del entorno con nuestra piel nos lleva a una sensación preliminar de ser una entidad sepa­rada y distinta. Esta sensación de separación, definirnos con contornos y límites incuestionables- constituye otra creencia funda­mental y característica de la estructura del ego. El comienzo de la conciencia introspectiva se inicia con las impresiones físicas, y nuestra sensación de quiénes y qué somos acaba identificándose con el cuerpo. el ego es primero y antes que nada es un ego corporal. Esta identificación con el cuerpo y que su diferencia define quiénes y qué somos, nos desconecta de la conciencia de nuestra temprana niñez en la cual todo se experimentaba como la totalidad. Cuando nos identificamos con nuestros cuerpos y con nuestra separación, en vez de experimentarnos como manifes­taciones únicas de una cosa, o como células diferentes del cuerpo único del universo, llegamos a experimentarnos como indepen­dientes y desconectados del resto de la realidad.

Etapa del desarrollo del ego o de la caída:

La Naturaleza Verdadera de nuestra alma es única, las características que manifiesta se transforman, o cambian con las que estamos más en contacto en un momen­to dado. La cualidad de la Esencia que se manifiesta depende de la situación externa en la que nos encontramos o surge en nuestro proceso interior. La compasión surge dentro de nosotros en presencia de un amigo que está sufriendo. El niño experimenta muchas cualidades de la Esencia, algunas se vuelven predominantes en fases específicas del desarrollo.

- simbiosis (2 a 6 meses) aspecto más destaca­ble el amor extático, dulce sensación de estar fundido y unido a todo, dichosa sensación de unión que los adul­tos buscan recuperar a través del enamoramiento.

- gatear (6 o 7 meses) sentido interno con el que discrimina entre él y la madre, como «si saliese del huevo» de la órbita sim­biótica. Hay una expansión energética, sensación de fuerza y capacidad.

- explorar su mundo tocar, probar y manipular los objetos y personas, sensación de deleite y curiosidad sin límites.

Cualquier fractura o trauma durante esa etapa del desarrollo afecta nuestra relación con el Aspecto Esencial asociado, debilitando su contacto. Estas frac­turas se vuelven parte de la historia que se almacena en nuestros cuerpos y almas. La pérdida de contacto con nuestras profundidades es lo que llaman la caída. No ocurre de golpe sino gradualmente durante los primeros cuatro años de la infancia

- Al final se alcanza una especie de masa críti­ca, la totalidad del mundo esencial se desvanece de nuestra con­ciencia. La caída no es una verdadera pérdida de la Esencia; simplemente perde­mos el contacto con ella. El mundo esencial está presente solamente lo hemos «olvidado» o borrado de nuestra conciencia. Es inseparable de quiénes somos pero se ha quedado en nuestro inconsciente. Una manera de contemplar el desarrollo espiritual consiste en hacer consciente lo inconsciente. En la conciencia normal, el mundo esen­cial esta cubierto por el estrato más profundo de la personalidad (contenidos reprimidos-impulsos instintivos-recuerdos-fantasías relacionados con ellos) Cada Aspecto de la Esencia se va sumergiendo en el caldero del inconsciente, poco a poco vamos perdiendo contacto con esa parte preciosa de nosotros; de hecho lo que nos hace realmente dignos de ser apreciados. Con cada Aspecto que se pierde sentimos que falta algo, experimentando una sen­sación de carencia interpretada como deficiencia: «Hay algo que falta en mí hay algo incorrecto en mí», como si hubiera agujeros en nuestra conciencia donde debería haber algo que los integrase, sensación de lugares vacíos. a medida que se forman estos agujeros por la pérdida de Aspectos Esenciales, el equilibrio se inclina hacia una sensación general de vacío y deficiencia que forma el núcleo de la experiencia interna de la mayoría de las personas. Estado de deficiencia del ego experimentado como:

- sensación de carecer de valor, no mere­cer, ser pequeño, débil,

- sentirse completamente incapaz, impotente, inadecuado, inútil, sin apoyo. Capa más profunda y honda experiencia de la personalidad.

La personalidad es una sensación del yo carente de su fun­damento -la Esencia- y por tanto sólo podemos sentirnos deficientes.

Copyright © 2009 Todos los derechos reservados a Counseling Transpersonal Generación Empatica Registro Número 2299158

Comunicación no violenta

Joseph Zinker en su Teoría del Conflicto, habla acerca del conflicto intrapersonal e interpersonal, como un espacio-tiempo, potencial de aprendizaje, en tanto permite la diferenciación en relación con los propios limites y los de los otros. Así distingue al:

- Conflicto improductivo o confluente, en donde no hay posibilidad de comprensión, y en donde aparece la culpabilización de todo al otro, involucrando claramente dos formas manifiestas de defensas, la represión y la proyección. Se proyecta lo que se es incapaz de enfrentar en el propio interior y se reprime la posibilidad de dar respuesta haciéndose responsable de la parte que corresponde, se acusa al o los otros. Aquí siempre esta la creencia que uno gana y el otro pierde, como corolario de este tipo de conflicto involutivo aparecen las respuestas polares, estrechas, pobres y frágiles. Involucra en gran medida un auto concepto incongruente, en tanto se ve así mismo en forma esteriotipada (soy esto y jamás aquello), con multitud de fuerzas y sensaciones limitadas y con una percepción carente de fluidez y amplitud, mostrándose vulnerable al ataque.

- Conflicto saludable o creativo, cuando hay una clara sensación de ser diferentes y una clara impresión de desacuerdo, pero en donde la diversidad es tolerada y mas aun hasta verse como enriquecedora. Este tipo de conflicto aparece entre personas integradas y auto concientes de sus limitaciones y capacidades, haciéndose cargo sin represión o proyección de los propios errores y sus consecuencias. Conflictiva que si se la maneja con habilidad produce, como efecto secundario buenos sentimientos entre las personas. Aquí hay conciencia que ambas pierden y ganan, de acuerdo a como procesen el conflicto. Involucra un auto concepto saludable en tanto la persona se concibe conciente de fuerzas que se oponen en su interior, y poseedor de diversas partes en ínter juego.

Zinker dice que todo conflicto interpersonal deriva del conflicto intrapersonal o intrapsiquico. Cuando un individuo reprime la conciencia de su propio ser y la proyecta sobre otro, le resulta mas fácil ver lo inaceptable, molesto o inquietante en el otro que en el mismo. Resultando más fácil luchar con otro que con uno mismo. La lucha con uno mismo se libra a solas y provoca una cuota de ansiedad que pareciera no estuvieran dispuesto a pagar, entonces “que el otro se haga cargo.”

Resulta menos doloroso para algunos individuos atacar al otro, sobre todo si la acusación no es directa o abierta. A veces solemos atacar partes de otros dignas de aprecio pero demasiado temibles para uno. Si alguien me disgusta y su conducta me molesta es que aun la desconozco en mi mismo, no pudiendo tomar una clara posición ante ella, limitándome solo al fastidio. Si fuera mas condescendiente con mi propia conducta que me disgusta y desconozco comprendería mejor y el conflicto seria más constructivo.

El conflicto a menudo se establece cuando uno ataca la polaridad en sombra que el otro esconde o desconoce, evidenciándose el lado oscuro de la luna que se desea negarnos, por resultar amenazante. La competencia es el primo hermano de la inferioridad, mientras uno se sienta inferior debe proclamar y demostrar (demostrarse) su capacidad, en cambio si se siento ajustado a su evolución no hará comparaciones ni entablara competencias, sino se relacionara desde su ser maduramente en cualquier etapa de la vida seguro de si.

Zinder nos aconseja para trabajar con los conflictos, dos pautas claves:

1- enseñar a tomar conciencia del lado oscuro de si mismo, que el otro viene a representar, lo que nosotros llamamos el adversario-maestro, ya que con su resistencia viene a mostrar partes de nosotros que aun no habilitamos ni reconocemos y que serian de gran utilidad para nosotros integrarlas.

2- enseñar a empatizar con el espacio donde vive la otra persona y hablar desde ese sitio en donde será escuchado, y empalizar con nuestras partes que a través de los conflictos interpersonales nos evidencian los conflictos aun no resueltos intrapersonales.

Entendemos por comunicación no violenta a la habilidad comunicativa que refuerza la capacidad humana aun en condiciones límites, tratando de responder en ves de reaccionar, desde los hábitos adquiridos o los impulsos automáticos no elaborados. Responder concientemente hace la diferencia en cualquier comunicación, ya que la respuesta esta anclada sobre la percepción, el sentido y la sensación. Identificando y expresando con cierta claridad las propias necesidades y deseos, facilita en gran medida la comunicación, evitando interpretaciones, proyecciones de creencias o preconceptos. Claro que para esto se requiere que previamente, tengamos bien en claro nosotros nuestros deseos y necesidades (autentica comunicación intrapsiquica) y hallamos encontrado el mejor modo que nos represente de expresión e idiosincrásicamente nos comuniquemos.

Claridad en la observación, en el sentido y en las necesidades, en vez de juzgar es un simple camino que nos lleva a la comunicación pacifica. Escuchándonos y escuchar con atención ayuda a educar la tensión y lleva luz a sitios en donde esta lo que buscamos.

Marshall Rosenberg quien desarrollo el concepto de “comunicación no violenta” (CNV) nos muestra que es de gran utilidad observar y detectar las conductas y situaciones que nos afectan, ya que “la esencia de la comunicación no violenta esta en la conciencia, no en las palabras y que el método para establecer esta relación esta basado en la sinceridad y la empatia”.

El termino sinceridad significa sin cera en el rostro, sin maquillaje que oculte tu verdadera cara, y junto con la empatia hacen el equipo para que nos comuniquemos pidiendo y no exigiendo, enfrentándose con la frustración de no recibir, pero claros de poder seguir buscando sin cabildeos dilatantes.

Tener conciencia de nuestros objetivos colabora grandemente en la comunicación no violenta, saber lo que queremos ahorra muchos conflictos inoperantes “El condicionamiento centra mi atención en lugares donde no es probable que encuentre lo que busco. Vivimos en una cultura que usa la culpabilidad para controlar a las personas, dinámica que nos induce engañosamente a creer que esta en nuestras manos hacer que los demás se sientan de determinada manera. El sentimiento de culpabilidad es una táctica de coacción y manipulación, que confunde estimulo con causa.” Rosenberg como Rogers investigaron y comprendieron los sistemas comunicativos de implícita dominación en las relaciones humana. La comunicación así entendida es una forma de expresión que nos va alejando paulatinamente de la vitalidad de la existencia., alejándonos de lo que sentimos y necesitamos esencialmente.

En Generación Empatica partimos de la base que la violencia es una conducta aprendida, no es intrínseca a la esencia humana, concepto sustentado por todo el pensamiento humanístico y las grandes corrientes filosóficas que dan base a las teorías psicológicas presentadas aquí.

Copyright © 2009 Todos los derechos reservados a Counseling Transpersonal Generación Empatica Registro Número 2299158