PORQUE NO DEJAN QUE ME EXPRESE LIBREMENTE

CHAU...ADIOS A LA LIBERTAD EN BLOGGER

MIENTRAS PUEDA SEGUIRE EN ESTE BLOG.

ESTE ES MI NUEVO SITIO (todavía en construcción), AL CUAL ME TRANSLADO, CUANDO BLOGGER APLIQUE CENSURA, GRACIAS.

martes, 22 de mayo de 2012

Aceptarte a tí Primero para Aceptar la vida como es y tambien a los demás.




Aceptarte a tí Primero para Aceptar la vida como es y tambien a los demás:

En estos momentos especiales de Energías que entran al planeta, es hora de que hay que aprender a aceptarse a uno mismo, y asi podremos aceptar a los demas, y aceptar lo que nos rodea, aunque no nos guste. El único que puede cambiar es uno mismo, aceptandose y aprendiendo si observa algun defecto o error, corregirlo inmediatamente.

Puede que algo no te guste, hay que aprender a aceptarlo, si las cosas no salen como tu quieres, hay que aceptarlas, tanto si dependen de ti como si no.

Aceptar algo no implica que te guste, pero puedes aceptar a esa persona o trabajo o actitudes tanto tuyas como de los demas, pero no estando de acuerdo.

Si puedes elegir estar con esa persona, o si no lo puedes remediar, si puedes alejarte y mantenerte al margen respetando, que si no te quieren o te aman, o no hay un buen ambiente de algun tipo, pues aprender a gestionar mejor tus sentimientos y emociones, aceptando lo que te rodea, sin poder cambiarlo..

ya que nadie tiene el poder de cambiar a los demas..pero si puedes cambiar tu, ser mas distante o si no hay un ambiente de integracion, mantenerte al margen.( suele ocurrir en el mundo laboral).

de esta manera desaparecerá la critica y los juicios de valor, aceptas que esa persona sea de este tipo, y tu decidiras si te gusta o no te gustan sus actitudes por amor hacia ti, acercarte mas a esa persona, o por amor, aprender a a lejarte de esa persona.

Respecto a los amigos o amigas, hay que aceptarlas como son, y si no te gustan cambia de amigos, si no hay afinidades y la amistad solo depende de ti, y no hay reciprocidad, es evidente que hay que aceptar esa situacion, y entender que la amistad desaparecerá.

Ejemplos: una pareja materialista, o manipuladora, o intolerante, o que no te ama, hay que aceptarla, y si no te interesa o no te gusta, ser honesto y dejarla, anteriormente darle la oportunidad diciendoselo que si no cambia de forma de ser, se romperá la relacion, hay que evitar sufrir constantemente en la vida (evitando chantajes emocionales de cualquier tipo).

Juanca López.

Aceptación a uno mismo

A veces nos sentimos feos, malos, viejos, tontos, inseguros, sin valor… porque nos comparamos con otros y queremos tener la misma aceptación de otros. La necesidad de aceptación siempre será el motivo del sentimiento de rechazo y el origen de sentirnos mal.

La necesidad de aceptación provoca que hagamos muchas cosas inconscientes por buscar la aceptación, y cuando no lo logramos, es cuando nos sentimos mal por sentir el inevitable rechazo.

Cuando vivimos esperando la aceptación de los demás, viviremos actuando de forma que nos acepten, cada rechazo es un objetivo no logrado, es cuando "nos sentimos". Es cuando pensamos "no me quiere", "algo hice mal", "está enojado conmigo"... y todo se resume en: "no me aceptó". Somos felices cuando nos muestran una sonrisa, cuando nos saludan, cuando nos dicen "te quiero", cuando nos sentimos "aceptados", pero todo cambia cuando se siente un rechazo, aun cuando sea un rechazo imaginario. Muchas veces, hasta buscamos "donde está el rechazo" en algunas palabras que nos hayan dicho. Pensamos: "Me dijo, nos vemos después, no sé que quiso decir, talvez quiso decir que ya no nos veamos"...: buscamos donde estuvo el rechazo y terminamos encontrando una razón para seguir sintiendo un vacío interior.

Seguir buscando la aceptación en los demás es luchar contra una corriente imaginaria que nunca podremos dominar. Es buscar afuera algo que nos hace falta adentro de nosotros. ¿Por qué buscar la aceptación en los demás?

Dejar de buscar la aceptación en los demás es olvidarme si los demás me quieren o no me quieren, si los demás se enojan conmigo o están contentos, dejar de buscar la aceptación es ser lo suficientemente fuerte de olvidarme del cariño de los demás y darme el cariño a mi mismo. La necesidad de aceptación se deja a partir de cuando me acepto a mi mismo. Si me amo a mi mismo, ¿porqué buscar afuera quien me ame? Si me acepto, ¿porqué buscar afuera quien me acepte?

Si nos hacen un favor, no estamos comprometidos a responder de la misma manera, no tenemos porque pensar que ya “debemos” un favor. Los favores no se hacen para pagar una deuda, los favores se hacen porque nacen del corazón. El amor no se da para pagar un favor, el amor se da porque sale del corazón.

Deja de hacer favores, olvídate si debes favores a los demás, olvídate si necesitas ser aceptado por otros, olvídate de la culpa, el chantaje y de todo lo que te haga daño. Acéptate a ti mismo, date amor a ti mismo, quiérete, consiéntete, hazte cariñitos, y cuando estés lleno de amor, automáticamente darás amor. Ayudarás no para evitar el rechazo, sino como algo que sale de tu corazón.

Cuando logres amarte a ti mismo, cuando logres aceptarte tal como eres, cuando logres consentirte… ese día dejarás de buscar el amor allá afuera, porque ya lo tendrás adentro, y desde ese momento buscarás a quien darle amor sin esperar que te den amor, desde ese momento dejaras de sentirte rechazado, y desde ese momento comenzarás a ser libre.

Escrito por: Rafael Zárate Méndez

La Práctica de la Aceptación de sí Mismo:

La autoestima es imposible sin la aceptación de sí mismo. Este concepto tiene tres niveles de significación:

a) Aceptarse a sí mismo es estar de mi lado, -es estar para mí mismo- es una especie de egoísmo natural que es un derecho innato de todo ser humano orientado a la valoración y al compromiso consigo mismo. Algunas personas se rechazan a sí mismas en un nivel tan profundo que no podrán comenzar ninguna labor de crecimiento hasta abordar este problema. La aceptación de mí mismo es mi negativa a estar en una relación de confrontación conmigo mismo. Es no pelearme conmigo mismo.


b) Aceptarse a sí mismo es la disposición a experimentar plenamente mis pensamientos, sentimientos, emociones mis acciones, mis sueños, no como algo lejano, o algo distinto a mí, sino como parte de mí esencia, ya que permito que se expresen y no los reprimo. Vivir en toda su intensidad lo que estoy sintiendo, pensando, haciendo. Si pienso en ideas que me causan trastorno, estoy pensando en ellas; o un deseo inadecuado, lo estoy sintiendo, lo que es verdad, es verdad, no lo racionalizo, niego o intento descartarlo mediante explicaciones. Estoy sintiendo lo que estoy sintiendo y acepto la realidad de mi experiencia. Así pues, si me enfrento a un error que he cometido, al aceptar que es mi error soy libre de aprender de él y de hacer mejor las cosas en el futuro. Si me niego a aceptar que a menudo vivo, de manera no conciente, de forma irresponsable, pasivamente, cómo voy a aprender a vivir de manera conciente, más responsable, y de manera más activa.


c) La aceptación de sí mismo conlleva la idea de compasión, de ser amigo de mí mismo. Supongamos que he hecho algo que lamento, o de lo cual estoy avergonzado y por lo cual me reprocho, la aceptación de sí mismo, no niega la realidad, no afirma que sea en realidad correcto lo que está mal, sino que indaga el contexto en el que se llevó a cabo una acción. Quiere comprender el porqué. Quiere conocer por qué algo que está mal o es inadecuado se consideró deseable o adecuado o incluso necesario en su momento.

Juanca López. JuancaAhm@gmail.com

Kymatica español castellano doblaje 0.8b



Kymatica es la síntesis donde convergen filosofía, física cuántica, evolución y el afán ancestral del Ser Humano de entender su propia existencia.

Un último grito a la Libertad. Una luz al final del tunel de Zeitgeist

Para ellos y para todos aquellos que aun sueñan con la paz y con la evolución de la Humanidad hacia una nueva forma de entenderse con el Universo.

lunes, 21 de mayo de 2012

¿Puede ser la Tierra un enorme organismo vivo?

A través de un seguimiento de los compuestos que contienen azufre en el medio marino, un equipo científico abrió el camino para confirmar o refutar la hipótesis de Gaia, que describe a la Tierra como un sistema inteligente autónomo, un enorme organismo vivo de autorregulación.

Los investigadores de la Universidad de Maryland (EE. UU.) afirman que su nuevo estudio -cuya versión completa aparecerá esta semana en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’- ayudará a resolver una serie de cuestiones climáticas importantes y a mejorar la precisión de los pronósticos.

Una de las disposiciones de la teoría, formulada originalmente por James Lovelock y Lynn Margulis en la década de los años 70, afirma que los compuestos que contienen azufre pueden estar formados por organismos marinos, tales como fitoplancton y algas y afectan a todo el entorno, penetrando al aire y luego al suelo.

Según la hipótesis, la atmósfera y la parte superficial de nuestro planeta se comportan como un todo coherente donde la vida, su componente característico, se encarga de autorregular sus condiciones esenciales tales como la temperatura, composición química y salinidad en el caso de los océanos.

Hallazgo importante

Probablemente la vida vegetal marina podría generar dos compuestos que contienen azufre: dimetilsulfoniopropionato o su forma oxidada, dimetilsulfito.

Los investigadores fueron capaces de rastrear los ciclos de la biosfera entera de estos dos compuestos, lo que permitió a los científicos observar cómo se transforman estos isótopos.

El resultado sorprendió a todos: los expertos registraron una variación repentina de la señal isotópica, hecho que, según opinan, podría estar relacionado con el metabolismo del azufre, creado por los organismos vivos.

Así, el trabajo recientemente publicado, escrito por los geoquímicos Harry Oduro y James Farquhar en colaboración con la bióloga marina Katherine van Elstin, proporciona una nueva herramienta para analizar el movimiento del azufre en los organismos oceánicos, de aire y de tierra de una manera que puede probar o refutar la teoría controvertida.

http://actualidad.rt.com/

Descubren el primer 'mural' artístico de la humanidad en Abri Castanet (Francia)

Una de las pinturas encontradas en Abri Castanet. |PNAS

Vía: EL MUNDO.es | Rosa M. Tristán | 14 de mayo de 2012

Las famosas pinturas rupestres de la cueva de Chauvet, al sureste de Francia, han dejado de ser las más antiguas conocidas. Un equipo de investigadores ha descubierto otro abrigo francés, cuyo techo colapsó, y está situado más al oeste, que fue decorado con dibujos y grabados hace unos 37.000 años, unos 5.000 antes que los caballos de la cueva de Chauvet, conocida desde 1994.

La localización de los sectores de Abri Castanet. Foto: PNAS

Las primitivas obras de arte se encontraron en Abri Castanet en 2007, pero hasta ahora no habían sido datadas con precisión. Se trata de sencillos grabados y algunas pinturas de animales y formas geométricas que se encontraban en un bloque de piedra caliza de 1,5 toneladas de peso. Este bloque decorado formaba parte del techo del abrigo, pero estaba derrumbado.

Bloques pétreos hallados en Abri Castanet: (A) Grabados vulvares. (B) Yuxtaposicion del grabado de un “phallus” y un anillo o hueco perforado. (C) Bloque con restos de pintura de dos colores. (D) Grabado de una vulva y marca de cazoleta. Foto: PNAS

Los investigadores, de diversas instituciones europeas y norteamericanas, utilizaron el carbono 14 sobre restos de carbón recogidos del suelo para averiguar cuando y quienes realizaron aquel mural sobre sus cabezas, concluyendo que fueron primitivos humanos del Auriñaciense, como se conoce a la cultura que sustituyó a la Musteriense, de los neandertales, y que estuvo vigente hasta hace unos 28.000 años.

El Abrí Castanet, a nueve kilómetros de Montignac-Lascaux, es conocido desde comienzos del siglo pasado como uno de los yacimientos del Paleolíticos más ricos en herramientas y ornamentos personales (dientes de animales y cáscaras perforados, bolas de marfil, etcétera), junto con el cercano Abrí Blanchard.

Artefactos que caracterizan el tipo de cultura Auriñaciense-Castanet. (Izquierda) 1º Punta de cornamenta con hendidura en la base. 2º Punzón de hueso. 3º Pieza de asta. 4º Costilla de herbívoro decorada con herramienta. 5º Raspador. 6º Abalorios en distintas etapas de su producción. 7º Canino de ciervo perforado para llevar colgado. 8º Bloque de piedra caliza grabada con imágenes 'vulvares'. (Derecha) Diferentes clases de especies de gasterópodos del Atlántico y el Mediterráneo que servían como adornos. Foto: PNAS

El equipo que ahora publica el hallazgo, en la revista 'Proceedings of National Academy of Science' (PNAS), llevaba excavando en este lugar 15 años, sin que hubieran encontrado los grabados en las losas de piedra.

El bloque fue descubierto en 2007 en lo que fue un antiguo abrigo de cazadores de renos prehistóricos. Pertenecía a lo que fue un techo de casi dos metros cuadrados sobre el lugar donde vivían, con sus armas al acecho de las posibles presas, hace 37.000 años.

"Es algo más viejo que las famosas pinturas de la Gruta de Chauvet, al sudeste del país. Sin embargo, así como estas últimas están en un lugar subterráneo y profundo, lejos de la zona habitable, en este caso el arte aparece asociado a la vida cotidiana porque está cerca de las herramientas, del lugar donde hacían el fuego o donde elaboraban sus ornamentos", señala Randall White (izquierda) primer firmante del artículo y antropólogo en la Universidad de Nueva York

Para este investigador este hallazgo, al combinarse con otros coetáneos de Alemania, Italia o Francia, abre la puerta a "nuevas preguntas sobre el significado evolutivo del arte y otras formas de representación gráfica en la vida de poblaciones humanas modernas".

"Hemos comprobado que los humanos primitivos fucionaban casi como los de hoy. Tenían roles sociales diferenciados y complejos que comunicaban mediante los adornos sobre el cuerpo, pero también practicaron la escultura y la pintura", señala White.

http://terraeantiqvae.com

La Ciencia y las experiencias cercanas a la Muerte

La Ciencia y las Experiencias al Borde de la Muerte, o NDE (de las siglas en inglés Near Death Experiences)

‘No parece haber muchas dudas acerca de que las NDE se producen en todas las culturas y hay constancia de ello en todas las épocas de la historia escrita. Las NDE ocurren a jóvenes y viejos, a personas en todas las etapas de su vida, a aquellos que creen que la vida tiene una dimensión espiritual y a aquellos que no profesan ninguna fe. Hay numerosos ejemplos de personas que tuvieron una NDE en épocas en que ni siquiera sabían que tales fenómenos existían.’
Dr. Peter Fenwick

Las experiencias sentidas al borde de la muerte, ó NDE, son argumentos poderosos a favor de la existencia de la vida póstuma. Las técnicas médicas de resurrección se han ido perfeccionado cada vez más, con lo cual más y más personas han podido regresar de la frontera de la muerte clínica. Muchos de ellos cuentan una experiencia intensa y llena de significado en la cual sienten estar vivos y fuera de sus cuerpos. Para muchos, la experiencia vivida cuando casi se muere es algo sumamente poderoso desde el punto de vista emocional y espiritual.

La evidencia de las NDE es consistente, aplastante y experimentada por muchas personas. Es también consistente con las evidencias de otros fenómenos psíquicos —OBE, así como con la información obtenida gracias a los mediums físicos y mentales, y a las apariciones.

Los escépticos de mente cerrada mejor informados ya reconocen que no se puede negar la existencia de las NDE. Lo que se discute es su significado.

Los psíquicos dicen que en una situación de crisis, cuando la muerte es casi inevitable, o que se percibe como inevitable, el duplicado del cuerpo físico, llamado cuerpo astral o etéreo, abandona al cuerpo físico y experimenta las primeras etapas de la vida póstuma. Si la muerte no ocurre, el cuerpo duplicado regresa a su posición dentro del cuerpo físico. Los estudios han mostrado que las NDE ocurren luego de enfermedades, cirugías, partos, accidentes, ataques cardíacos e intentos de suicidio.

Los escépticos dicen que no existe tal cuerpo duplicado y que todas esas experiencias se relacionan con problemas del cuerpo físico, que todo reside en la mente.

Un pionero en este terreno fue el Dr. Raymond Moody Jr., quien comenzó sus trabajos siendo un escéptico. Su primer libro Vida después de la vida (Life After Life) de 1975 es considerado como la obra clásica que abre este campo a la investigación moderna, y fue seguido por otros libros publicados en 1983 y 1988.

Desde 1975 muchos estudios han sido hecho en muchos países, tantos, que ya existen varias asociaciones internacionales y publicaciones periódicas dedicadas a la investigación de las experiencias al borde de la muerte. El excelente libro australiano de Cherie Sutherland (1992) contiene una bibliobrafía selecta de unas 150 investigaciones académicas.

Quince elementos comunes

Moody descubrió una asombrosa similaridad en los relatos de 150 personas que habían vivido este tipo de experiencias, hasta el punto que fue capaz de identificar quince elementos diferentes que se repetían una y otra vez en dichos relatos. Llegó a construir una experiencia típica que contenía todos estos elementos:

Un hombre está muriendo y, en el momento de mayor angustia física escucha que su médico lo declara muerto. Comienza entonces a oir un ruido muy desagradable, un timbre o zumbido muy agudo, y al mismo tiempo siente como si se moviera a gran velocidad por un túnel muy oscuro. Después de esto siente que está fuera de su cuerpo físico, pero continúa en el entorno inmediato y puede ver su propio cuerpo a cierta distancia, convirtiéndose en espectador. Observa los intentos de resurrección desde este ventajoso punto de vista, cargado de emoción.

Pasado un rato, comienza a sentirse más acostumbrado a esa curiosa condición. Nota que aún posee un ‘cuerpo’, pero dicho cuerpo es de una naturaleza muy diferente y con poderes muy diferentes de aquel que ha dejado atrás. Muy pronto comienzan a pasar otras cosas. Otros vienen a su encuentro para ayudarlo. Vislumbra los espíritus de parientes y amigos ya fallecidos, y otro espíritu muy amable y afectivo al que nunca había visto antes—un ser de luz— aparece ante él. Este ser le formula una pregunta no verbal que le hace evaluar su vida y lo ayuda a hacerle ver una panorámica instantánea de los momentos culminantes de la misma. En determinado momento siente que se está acercando a una barrera, o borde, que parece representar la frontera entre la vida terrenal y la próxima vida. Sin embargo, siente que debe regresar a la tierra pues el momento de su muerte aún no ha llegado. Pero se resiste a ello, puesto que está emocionado por sus nuevas experiencias en la vida póstuma y no desea regresar. Se encuentra lleno de sentimientos muy intensos de alegría, amor y paz. Sin embargo, a pesar de esa actitud, de alguna manera consigue reunirse con su cuerpo físico y revive.

Después intenta contárselo a otros pero tiene dificultades para hacerlo. En primer lugar, no consigue encontrar palabras humanas adecuadas para describir estas experiencias no terrenales. Y también percibe que los demás se burlan de él, así que deja de contarlo. Aún así, la experiencia afecta su vida profundamente, y en especial su visión de la muerte y su relación con la vida (Moody 1975: 21-23).

El Dr. Kenneth Ring, quien llevó a cabo un estudio científico de las experiencias al borde de la muerte en 1980, confirma lo descubierto por el Dr. Moody, pero descubre que las personas pasan por esta experiencia en varias etapas y que algunos sólo experimentan las primeras de ellas.

Otros estudios, como los de Karlis Osis y Erlendur Haraldsson (1977), Michael Sabom y Sarah Kreutziger (1976), Elisabeth Kübler-Ross (1983), Craig Lundahl (1981) y Bruce Greyson y Ian Stevenson (1980) describen experiencias similares.

La visión durante la inconciencia

El Dr. Sabom, un cardiólogo de Georgia, entrevistó a 100 pacientes que estuvieron muy cerca de la muerte. El 61 por cierto de ellos experimentó NDE clásicas, muy similares a las publicadas por Moody en 1975.

Muchos de los pacientes que han sido revividos han descrito con grandes detalles técnicos exactamente lo que pasó en la sala de operaciones durante el tiempo que estuvieron inconscientes o, supuestamente muertos. El Dr. Sabom investigó la hipótesis de que estos pacientes estuviesen usando su imaginación creativa, o el conocimiento que subconcientemente habían adquirido a través de exposición previa al servicio de emergencia.

Él entrevistó a un grupo de pacientes cardíacos experimentados que no habían tenido NDE y les pidió que imaginasen estar viendo a un equipo de médicos reviviendo a una víctima de ataque cardíaco y que describiesen con tanto detalle como pudiesen los pasos que tomaban. Para sorpresa suya 80% de ellos describieron erradamente el proceso. Por otro lado, ninguno del grupo que afirmaba haber presenciado su resucitación mientras estaban fuera de su cuerpo cometió un solo error en la descripción del procedimiento (Sabom 1980: 120-121).

Una experiencia común

Ahora ya hay literalmente millones de personas de todo el mundo que han tenido una experiencia durante su casi muerte. En 1933 una encuesta por George Gallup Junior dió parte que casi ocho millones de americanos, aproximadamente cinco por ciento de la pobación adulta, habían tenido una (Gallup 1982).

Una encuesta australiana de 1989 por Allan Kellehear y Patrick Heaven encontró que diez por ciento de 179 personas habían experimentado por lo menos cinco elementos de una NDE.

Estudios en localizaciones geográficas a todo lo ancho del globo han producido conclusiones notablemente similares: el estudio de Margot Grey sobre las NDE en Inglaterra (Grey 1985); el de Paola Giovetti en Italia (Giovetti 1982); el de Dorothy Counts en Melanesia (Counts 1983), y el de Satwant Pasricha y Ian Stevenson en India (1986). Más estudios siguen saliendo de diferentes países regularmente y ejemplos históricos muestran que la experiencia ha sido notablemente consistente en el tiempo (ver el ejemplo de Platón de la NDE en La República).

No obstante, mientras estas experiencias se han sucedido a través de la historia de la humanidad, es sólo en los últimos veinte años que la gente se ha sentido con libertad de hablar sobre ellos y del efecto que han tenido en sus vidas.

Regresando con información inexplicada

Hay muchos relatos de relatos de NDE por gente que ha regresado con información veraz y que desconocían. Esta incluye la identificación de ancestros por fotos, darse cuenta de hermanos que murieron antes de su nacimiento, secretos familiares, etc. Otros pudieron documentar información sobre eventos futuros (ver por ejemplo Eadie 1992, Brinkley 1994 y Atwater 2000: 204).

Efectos posteriores comunes

De acuerdo con la Asociación Internacional para los Estudios al Borde de la Muerte, cerca del ochenta por ciento de quienes experimentan los estados de casi muerte aseguran que sus vidas cambiaron para siempre. Ellos sienten diferencias fisiológicas y psicológicas en escala masiva que les puede causar grandes dificultades en el reajustamiento durante siete años en promedio, especialmente durante los tres primeros años. Esto se aplica tanto a quienes han sentido esas experiencias en su vida infantil, adolescente o adulta.
Estos efectos posteriores son compartidos por personas, incluyendo niños, que han tenido experiencias intensas en un sueño particularmente vívido, o meditando, o que escasamente escaparon de morir.
Cherie Sutherland, una investigadora australiana, entrevistó a 50 sobrevivientes de las NDE y encontró que los efectos en las vidas de los sobrevivientes habían sido admirablemente consistentes, y muy diferentes de los efectos producidos por las alucinaciones inducidas por las drogas o por químicos. Ella identificó muchos efectos que han sido sustanciados por otros estudios, p.ej. Ring (1980 y 1984) y Atwater (1988). Estos efectos incluyen:

• creencia universal en la vida póstuma
• una proporción elevada (80%) creen en la reencarnación
• ausencia total de temor a la muerte
• cambio dramático de la religión organizada a la práctica espiritual
• aumento estadísticamente significativo de la sensibilidad psíquica
• visión más positiva de si mismo y de los demás
• aumento del deseo de estar solo
• aumento del sentido de propósito
• falta de interés en el éxito material aunado a marcado aumento en el interés del desarrollo espiritual
• cincuenta por ciento experimentaron mayores dificultades en sus relaciones íntimas como resultado del cambio de prioridades
• aumento en el sentido de la salud
• la mayor parte pasó a tomar menos alcohol
• casi todos dejaron de fumar
• la mayor parte dejó de usar las medicinas de la industria farmacéutica
• la mayor parte pasó a ver menos programas de televisión
• la mayor parte leyó menos diarios
• aumento del interés por las curas alternativas
• aumento del interés de aprender y del autodesarrollo
• 75% experimentaron un gran cambios en sus carreras hacia áreas en las que se ayuda a los demás.

Los sobrevivientes se vuelven más psíquicos

Un estudio americano independiente por el Dr. Melvin Morse determinó que los sobrevivientes de las NDE tenían tres veces más experiencias psíquicas verificables que la población en general; frecuentemente no podían usar relojes de pulsera y, a menudo, tenían problemas de conducción de electricidad tales como el de causar cortocircuitos en las ordenadoras de regazo y el de borrar tarjetas de crédito (Morse 1992). Encontró también que los que habían tenido NDE daban más dinero a las instituciones de caridad que los sujetos de control, eran más propensos a trabajar como voluntarios en la comunidad o a trabajar en las profesiones de auxilio, no sufrían de abuso de drogas y comían más frutas y vegetales que la población de control (Morse 1992).

Para mayores detalles y para obtener ayuda para enfrentar los efectos posteriores a las NDE contactar a la Asociación Internacional para los Estudios de NDE en International Association for Near Death Studies [http://www.iands.org/aftereffects.html].

Explicaciones alternativas

Naturalmente que las NDE no pueden ser aceptadas simplemente sin examinar las siguientes explicaciones posibles:

¿Están inventándolas?

Como ya ha sido indicado, quienes estudian las NDE —científicos, medicos, psicólogos, otros investigadores y los escépticos— ahora afirman con certeza absoluta que las NDE sí existen.

Algunos cardiólogos que investigaron las NDE supusieron que no existían pero luego cambiaron de parecer. Michael Sabom, el cardiólogo mencionado anteriormente, admitió que antes de comenzar él estaba seguro que las NDE debían ser ‘patrañas concientes’ de quienes decían haberlas sentido o de quienes las reportaban. Sin embargo, una vez que comenzó a investigar se quedó absolutamente pasmado por la autenticidad de los fenómenos.

Otro cardiólogo que inicialmente era escéptico fue Maurice Rawlings, quien afirma en su libro Beyond Death’s Door (Más Allá de la Puerta de la Muerte) (1978) que el siempre creyó que la muerte era un perecimiento total hasta que un día un cartero de cuarenta y ocho años cayó ‘muerto’ en su oficina. Cuando él comenzó a hacerle auxilios para resucitarlo el paciente comenzó a gritar: ‘¡Estoy en el Infierno! ¡ Sáquenme del Infierno!’. Al principio Rawlings dice que le dijo: ¡Quédate con tu Infierno, estoy tratando de revivirte!’ pero que paulatinamente se fue convenciendo por el pavor del hombre que trataba de revivir. La experiencia fue tan absolutamente traumática y convincente que el Dr. Rawlings procedió a escribir libros al respecto. Si usted cree en la palabra de un cardiólogo calificado y altamente creíble, su vida cambió después de esa experiencia.

Las experiencias dantescas o parecidas al infierno son muy communes en las NDE y han sido sujetas a investigación a fondo por parte de Bruce Greyson, MD y de Nancy Evans Bush, MA. Ver Understanding and Coping with a Frightening Near-Death Experience http://www.iands.org/scary.html#talkto

¿Explicación farmacológica?

Algunos sugieren que las NDE son producto de la administraciónm de drogas al paciente durante el tiempo de su crisis. Drogas como la ketamina y la morfina han sido sugeridas. Moody investigó esa hipóteis y la rechazó (Moody 1975: 160-161). Esto fue porque a muchos de los pacientes que experimentaron NDE no les habían dado drogas, porque las visiones inducidas por drogas eran marcadamente diferentes entre si y diferentes de las NDE genuinas en intensidad y contenido y no tenían los profundos efectos duraderos.

Algunos investigadores, incluyendo a R. K. Siegel, han reportado que algunos de quienes han tomado drogas alucinogénicas, como LSD, han tenido experiencias similares a las NDE, pero también hemos sido informados que hay diferencias distinguibles entre los efectos del LSD y las NDE. Esto ha sido considerado efectivamente por Moody y por otros.

¿Deprivación de oxígeno?

Algunas veces se arguye que las NDE son producidas por la falta de oxígeno y que es una reacción normal a un ‘cerebro agonizante’. Sin embargo muchas personas han experimentado las NDE antes de que hubiese ninguna fatiga fisiológica y en algunos casos no había daño físico alguno (Moody 1975: 163). Sabom, consistente con el Dr. Fenwick, notó que en los casos genuinos de deprivación de oxígeno hay un ‘obscurecimiento progresivo y confusión de las habilidades cognitivas’, condiciones no reportadas por quienes han tenido NDE (Sabom 1980:176).

Ha habido varios intentos de aducir que las NDE básicamente son ‘realización de deseos’ —que se ve lo que culturalmente se está condicionado a esperar. Sin embargo, Ring (1984) Sabom (1982) y Grosso (1981) han encontrado que no hay conexión, cero correlación, entre las creencias religiosas y las NDE.

Otros psicólogos como Uri Lowental (1981) han argumentado, sin dar ninguna evidencia, que las NDE son ‘una vuelta a vivir la experiencia del nacimiento’ Su hipótesis es considerada generalmente como una especulación inútil.

Los psicólogos Kletti y Noyes (1981) han afirmado que las NDE representan despersonalización y fantasías agradables que representan una ‘forma de protección psíquica contra la amenaza de destrucción’. Sin embargo, esta explicación también ha sido contradicha por Gabbard y Twemlow (1981) quienes apuntan que, mientras la despersonalización ocurre usualmente en personas entre los 15 y los 30 años de edad, es virtualmente inaudita en personas mayores de 40

Otros han propuesto que las NDE son formas de ‘alucinación autoscópica’ —un desorden psicológico raro. Sin embargo ambos Sabom (1982) y Gabbard y Twemlow (1981) encontraron que eso es muy poco probable en base a un sinnúmero de diferencias significativas.

¿Explicaciones neurofisiológicas?

Moody consideró los paralelos entre la revisión de la vida anterior de los pacientes que tuvieron NDE y las escenas retrospectivas experimentadas por los pacientes con abnormalidades neurológicas. Concluyó que ambas era esencialmente diferentes puesto que las escenas retrospectivas eran aleatorias y de eventos triviales olvidados después del ataque, mientras que en la revista de los eventos de las NDE estos eran ordenados cronológicamente y de los puntos más relevantes de la vida, fueron vistos de una vez y constituyeron una ‘visión unificada’, lo que le dió al sujeto una mejor comprensión del propósito de su vida (Moody 1975: 166).

¿Cerebro moribundo?

El Dr. Peter Fenwick es un socio del Colegio Real de Psiquiatras y un neuropsiquiatra con reputación internacional —especialista en la interfase entre el cerebro y la mente y el problema de la conciencia. Él es una autoridad en Inglaterra, muy destacado NDE y Presidente de la Asociación Internacional para los Estudios de Casi Muerte.

Con su esposa Elizabeth, también una científica professional de Cambridge, el Dr. Peter Fenwick hizo una investigación a fondo del argumento esgrimido por materialistas y escépticos que una NDE es causada por los efectos fisiológicos del cerebro cuando está agonizando (Fenwick 1996).

El argumento de los psicólogos contra los NDE tiene que ser visto a la luz de su conocimiento muy limitado del funcionamiento del cerebro. Los psicólogos no tienen la profundidad necesaria de la práctica professional y académica que tienen los neuropsiquiatras como el Dr. Peter Fenwick para evaluar profesionalmente la fisiología de las NDE. El entrenamiento profesional de los psicólogos incluye solamente un entrenamiento básico en fisiología. Una ojeada a cinco libros de texto de Psicología, estándar en las universidades, muestra que el estudio del funcionamiento del cerebro constituye menos que el 5% de todo el aoprendizaje. Los entrenandos de psicología no practican cirugía, mucho menos en el campo altamente especializado de la cirugía del cerebro humano.

Ciertamente que alguien en la posición del Dr. Fenwick tendría todo el conocimiento técnico para evaluar con exactitud si la NDE puede ser explicada por lo que está sucediendo en el cerebro agonizante. El Dr. Fenwick asevera que esos psicólogos escriben tonterías cuando se aventuran en áreas del conocimiento fuera de su competencia técnica, conocimiento que ellos no tienen, que no comprenden y que está fuera de su trabajo diario.

Él es cáustico con los escépticos:

(Ellos) simplemente no tienen el conocimiento… Tanta tontería se dice acerca de las NDE por gente que no tienen que lidiar a diario con estas cosas. Yo estoy absolutamente seguro que tales experiencias no son causadas por falta de oxígeno, ni por endorfinas, ni por nada de ese tipo. Y ciertamente que ninguna de estas cosas explicaría la calidad trascendental de muchas de estas experiencias, el hecho que la gente perciba un sentido de pérdida absoluta cuando dejan atrás a los demás (Fenwick 1995: 47).

Como consultor de neuro-psiquiatría él trabaja constantemente con gente confusa, desorientada y con cerebros lesionados, y como señala el Dr. Fenwick:

Lo que es muy claro es que cualquier desorientación de la función del cerebro lleva a desorientación de la percepción y a reducción de la memoria. No se pueden tener experiencias altamente estructuradas y que se recuerden claramente con un cerebro altamente lesionado o desorientado (Fenwick 1995: 47).

Igualmente refuta el argumento de las endorfinas:

En cuanto al asunto de las endorfinas, aumentamos su efecto todo el tiempo porque diariamente le damos morfina a miles de personas. Eso produce calma ciertamente pero no produce experiencias estrucuturadas (Fenwick 1995: 47).

A los escépticos con metalidad cerrada les pedimos que respondan lo siguiente:

• Si una NDE es el resultado de un cerebro moribundo debería de pasarle a todos los que se están muriendo. ¿Por qué no todos los que están cerca de morirse cuyo cerebro está moribundo experimentan una NDE?

• Si la NDE es el cumplimiento de un deseo ¿por qué no todas las NDE son positivas? ¿Por qué algunos tienen experiencias neutras y/o horribles NDE negativas, como lo documenta Phyllis Atwater (1994).?

• Si la NDE es producida por la liberación de endorfinas ¿que evidencia objetiva existe que indique que la liberación de endorfinas necesariamente produce una revisión de la vida en forma ordenada?

• Que evidencia objetiva existe que demuestre que la liberación de endorfinas lleve a una falla del sentido del tiempo y su relación con el individuo?

• Por qué es que casi todos los que viven una NDE experimentan una transformación permanente consistente con un refinamiento espiritual, una forma de vivir más refinada?

• Por qué es que la mayoría de los que tienen NDE relacionan su motivación intrínsica recientemente encontrada con la experiencia poderosa que tuvieron fuera de su cuerpo?

• Qué prueba objetiva hay para demostrar que comprendiendo el papel del sistema límbico y del lóbulo temporal pueda explicar las experiencias de familiaridad, perspicacia, vulgaridad repetitiva y el aumento estadísticamente significativo de las experiencias psíquicas que siguen a las NDE?

• Cómo explican los escépticos las increíbles consistencias entre NDE y OBE?

Insuficientes explicaciones físicas

Elizabeth Fenwick, co-autora del libro The Truth in the Light—An investigation of Over 300 Near-Death Experiences (1996) comenzó en realidad su investigación pensando que todo podría ser explicado en términos científicos, pero, después de investigar concluyó que:

Si bien es cierto que se puede encontrar razones científicas para partes de las NDE, yo no puedo encontrar ninguna explicación para toda la experiencia. Hay que explicarlas en su totalidad y los escépticos … simplemente no hacen eso. Ninguna de las explicaciones puramente físicas se satisface. (Los escépticos) subestiman ampliamente el alcance de las NDE, pues no son un conjunto de sucesos al azar sino un acontecimiento altamente organizado y detallado (Fenwick 1995: 47).

Estos puntos de vista son sostenidos por un estudio de NDE llevado a cabo en Holanda por el cardiólogo Dr. William van Lommel y su equipo quienes estudiaron 345 casos de personas que habían muerto sin resucitación. El diez por ciento recordaron una sustanciosa NDE y el ocho por ciento, una menos enjundiosa.

Estos pacientes fueron comparados con un grupo de control idéntico, en términos de la seriedad de su enfermedad, que no tuvieron NDE, de acuerdo con el Dr. Van Lommel (1995):

Nuestro hallazgo más notable fue que las NDE no tienen una raíz médica ni física. Después de todo, todos los pacientes sufrieron de falta de oxígeno, a todos se les administró morfina, todos fueron víctimas de fatiga nerviosa intensa, entonces claramente esas no son las razones para que 18% hayan tenido NDE y 82%, no. Si las NDE fueran provocadas por cualquiera de esas razones, todos las habrían tenido (Van Lommel 1995).

Similarmente Yvonne Kason, una psiquiatra canadiense, ha encontrado en su práctica clínica a gente no muy cercana a la muerte que reportan NDE; estas incluían a gente que creía que iba a morir y a gente que estaba meditando (Kason 1994: 73).

Sin duda, las NDE, juntamente con las OBE y con las demás evidencias objetivas de los fenómenos psíquicos presentadas en este trabajo, constituyen un argumento poderosísimo a favor de la vida póstuma.

Fuente: www.victorzammit.com

http://elnuevodespertar.wordpress.com

La prueba científica de la Reencarnación


Probablemente la más conocida, si no las más respetada, recogida de datos científicos que parecen proporcionar pruebas científicas de que la reencarnación es real, es un trabajo de toda una vida el del Dr. Ian Stevenson. En lugar de depender de la hipnosis para comprobar que un individuo ha tenido una vida anterior, en su lugar optó por reunir miles de casos de niños que de forma espontánea (sin hipnosis) recordaban una vida pasada.

El Dr. Ian Stevenson utiliza este enfoque, porque los espontáneos recuerdos de vidas pasadas en un niño pueden ser investigados mediante estrictos protocolos científicos. La hipnosis, aunque son útiles en la investigación de las vidas pasadas, es menos fiable desde una perspectiva puramente científica. Con el fin de recabar datos, el Dr. Stevenson metódicamente documenta las declaraciones de una vida anterior del niño. Luego se identifica a la persona fallecida que el niño recuerda haber sido, y verifica los hechos de la vida de la persona fallecida que coinciden con la memoria del niño. Incluso coincide con las marcas de nacimiento y defectos de nacimiento de las heridas y cicatrices en el fallecido, certificado por los registros médicos. Sus métodos estrictos de manera sistemática descarta todas las posibles explicaciones “normales” de los recuerdos del niño.

Nota: Se autoriza compartir este artículo de forma total o parcial, siempre y cuando se reconozca la autoría al medio que la publicó, elnuevodespertar.wordpress.com, con un link al mismo.

El Dr. Stevenson ha dedicado los últimos cuarenta años a la documentación científica de los recuerdos de vidas pasadas de niños en todo el mundo. Cuenta con más de 3.000 casos en sus archivos. Muchas personas, incluso los escépticos y los académicos, están de acuerdo en que estos casos ofrecen la mejor evidencia hasta ahora de la reencarnación.

Las credenciales del Dr. Stevenson son impecables. Él es un doctor en medicina y tenía muchos artículos académicos en su haber antes de que comenzara la investigación paranormal. Él fue jefe del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Virginia, y Director de la División de Estudios de la Personalidad en la Universidad de Virginia.

La idea de que algunos niños de edades entre tres o cinco años no sólo recuerden una existencia anterior, sino que además puedan identificar a sus seres queridos en ella, golpea a la mayoría de los occidentales y al ser tan extraño obliga a la incredulidad. Tal vez por eso el investigador más destacado del mundo en este fenómeno, el Dr. Ian Stevenson, ha tenido tan poca atención.

Desde finales de los años sesenta el Dr. Ian Stevenson, ha documentado casos en la India, África, el Cercano y el Lejano Oriente, Gran Bretaña, Estados Unidos y otras partes, en los que niños pequeños han asombrado a sus padres con detalles precisos sobre las personas que afirman haber sido. Algunos de estos niños han reconocido sus antiguos hogares y barrios, así como amigos y familiares que aún vivían. Recordando los acontecimientos de sus supuestas vidas anteriores, entre ellos la muerte a menudo violentas. A veces, sus marcas de nacimiento se asemejan a las cicatrices que corresponden a las heridas que provocaron, según ellos, la muerte.

Sus estudios son escrupulosamente objetivos y metodológicamente impecable. El fallecido Herbert S. Ripley, ex-presidente del departamento de psiquiatría de la Universidad de Washington en Seattle, señaló: “Tenemos la suerte de tener a alguien de su habilidad y alta integridad investigando esta controversial área.” El Dr. Harold Lief escribió en el Journal of Nervous and Mental Diseases: “O él está cometiendo un error colosal, o será conocido como el Galileo del siglo XX”.




En 1957, Stevenson fue nombrado Jefe de Psiquiatría en el Hospital de la Universidad de Virginia, y dirigió la División de Estudios de la Personalidad. Autor de numerosos artículos en revistas psiquiátricas profesionales. En 1964 abandonó la psiquiatría para dedicarse por completo a la investigación de los fenómenos psíquicos y la reencarnación. Por suerte, el primer ensayo de Stevenson de las vidas pasadas, “La evidencia de supervivencia a partir de los recuerdos reclamados de encarnaciones anteriores”, publicado en 1960, llamó la atención de Chester Carlson, el inventor de la máquina Xerox. En 1961, previo al viaje de Stevenson a India, Carlson le ofreció fondos para costear su investigación, los cuales Stevenson en ese momento no aceptó.
Posteriormente Stevenson cuenta:

“Cuando el primer viaje a India me mostró la necesidad de realizar futuros viajes, ocurrió que me di cuenta que solo podría realizarlos si podía reducir el tiempo que le estaba dedicando a la clínica práctica. Chester Carlson hizo posible esto a través de donaciones que realizó a la Universidad de Virginia.”…

“Como donante de fondos para investigación, Chester Carlson era inusual, quizás único. Insistió en dar en forma anónima, pero esto también lo habían hecho otros donantes. La mayoría de donantes, sin embargo, posteriormente se mantenían alejados de los detalles de la investigación a la que ellos mismos daban soporte. Chester Carlson, en contraste, seguía los detalles de la investigación -al menos lo que yo estaba haciendo- con un penetrante entusiasmo. Dijo que le gustaría observar algunas de mis entrevistas, y me acompañó en uno de mis viajes de estudio por Alaska, donde yo estaba estudiando casos entre la gente Tinglit. Él a veces hacía preguntas, pero nunca era inoportuno. Rara vez daba alguna sugerencia, pero lo que él decía siempre merecía mi atención. Mi amistad con él pertenece a las más importantes y placenteras de mi vida”…

Luego de sucesivos viajes, Stevenson compiló los casos más significativos que había estudiado hasta ese momento y en 1966 publica su libro clave: 20 Casos Posibles de Reencarnación (Twenty Cases Suggestive of Reincarnation, Stevenson 1966/1974a).
Vicente Merlo hace una descripción del mismo:

“El enfoque metodológico es muy concreto y específico. Se trata del estudio minucioso y exhaustivo de veinte casos de recuerdos espontáneos de vidas anteriores, acaecidos a niños entre los dos y los cinco años de edad. El autor ha entrevistado tanto a los sujetos en cuestión como a todos los familiares, vecinos y personas implicadas en las historias correspondientes. En algunos casos la riqueza de datos es considerable y el porcentaje de confirmaciones de éstos suele ser elevadísimo. Los veinte casos que componen el libro están seleccionados de los mil doscientos casos que Ian Stevenson había recopilado hasta ese momento.”

Entre 1966 y 1971, por ejemplo, Stevenson registró un promedio de 55.000 kilómetros al año, a menudo haciendo visitas y entrevistas hasta 25 testigos de un solo caso. En la actualidad se cuenta con 2.500 casos de todo el mundo en el archivo, la mayoría aún sin examinar por falta de dinero e investigadores. Carlson, quien murió en 1968, dotado de una cátedra en la Universidad de Virginia.

En 1968 fallece Chester Carlson. Stevenson lo siente como una gran pérdida personal. Su amistad con él y con su esposa Dorris habían enriquecido su vida en forma emocional. Para Stevenson, sin embargo, su muerte también significaba el fin de sus subsidios anuales para colaborar en su investigación.

Luego, ante el asombro de la mayoría, y del mismo Stevenson, se enteraron que Chester Carlson había legado en su testamento la suma de un millón de dólares a la Universidad de Virginia para ser destinado a las investigaciones de Stevenson.

Se creó entonces una controversia entre los propios administradores de la Universidad, algunos se oponían a que esa suma de dinero fuera dispuesta para apoyar las investigaciones de Stevenson. Al final, los partidarios de Stevenson (entre los que se encontraba el Presidente de la Universidad Edgar Shannon) prevalecieron, apoyándose en las palabras de Thomas Jefferson, fundador de la Universidad:

“Esta institución”, escribió Jefferson en 1820, “va a estar basada en la ilimitada libertad de la mente humana. Porque aquí no tenemos temor de seguir la verdad adonde sea que ésta nos guíe, ni tampoco a tolerar ningún error mientras la razón sea dejada en libertad de combatirlo” (Lipscomb & Bergh, 1903: 303)

Stevenson entonces decidió dedicarse por completo a la investigación de los fenómenos paranormales, particularmente aquellos que sugirieran la existencia de vida después de la muerte. (Esta decisión nos cuenta Stevenson que ya la había tomado antes de la muerte de Carlson). Renunció a su cargo de Presidente del Departamento de Psiquiatría, luego de negociar el establecimiento de la nueva División dentro del Departamento: “División de Estudios de la Personalidad”.

Stevenson continuó su trabajo solo, pero luego se fueron agregando paulatinamente a su equipo de trabajo hombres como Gaither Pratt, Rex Stanford y John Palmer. Las publicaciones de estos tres investigadores han provisto de un capítulo importante a la historia de la parapsicología.

Luego de algunos años también trabajaron junto a Stevenson los que luego se transformaron a su vez en investigadores independientes: Bruce Greyson, Satwant Pasricha, Emily Kelly y Antonia Mills. Más recientemente Jim Tucker se unió a su equipo y se mostró a sí mismo como un prolífico y altamente competente investigador y autor. También se debe mencionar aquí a Erlendur Haraldsson, de la Universidad de Islandia, y a Jurgen Keil, de la Universidad de Tasmania, que mantuvieron sus posiciones académicas, pero recibieron fondos de la División para colaborar en estas investigaciones.

Stevenson enumeró las dificultades que a veces encontró para que sus investigaciones llegaran a ser publicadas. Destaca la gran colaboración que tuvo por parte de Walker Cowen, quien fuera fundador y Director de la University of Virginia Press, que fué quien publicó sus investigaciones desde 1970 hasta 1987, año de la muerte de Cowen.
Stevenson comenta:

“El hizo capaz que yo pudiera publicar por escrito un sustancial número de reportes de casos que de otra manera hubieran quedado como manuscritos en los estantes de mi oficina. El me admitió que creía que mis libros “eran para el futuro” . Desafortunadamente, él murió antes de ese futuro que él esperaba ver realizado, y su sucesor tenía una diferente opinión de cómo tenía que ser ese futuro. Tuve que encontrar un nuevo editor, pero la fortuna me favoreció nuevamente y me condujo a Praeger Scientific Publishers y luego a Robbie Franklin de McFarland and Company.”

En 1980 un colega de la universidad le presentó a Peter Sturrock, quien le explicó su idea que luego se convirtió en la Society for Scientific Exploration. Esta sociedad mantenía una publicación (Journal of Scientific Exploration) que fué de gran utilidad para dar a conocer a otros científicos las investigaciones realizadas por el equipo de Stevenson.

Comentaba Stevenson sobre la favorable política de la Sociedad de aceptar las publicaciones que muchas veces desafiaban el punto de vista que mantenían otros científicos:

“La Sociedad me ofreció las primeras oportunidades de reportar adecuadamente dos de mis más significativas investigaciones. Me refiero, en primer término, a las marcas de nacimiento y malformaciones que ocurren frecuentemente en niños que han presentado memorias de vidas pasadas; y segundo, a lo que yo creo que son importantes residuos de comportamiento inusual derivado de estas vidas pasadas. Ya en mi primer viaje a Asia en 1961 los informantes persistían en llamar mi atención a estos dos rasgos de los casos. Ahora encuentro que esto ha significado una fuente de disgusto para mí el no haberme decidido a publicar los detalles completos sobre las marcas de nacimientos y malformaciones hasta 1997.”

Stevenson cuenta en uno de sus libros que le llevó más de diez años el empezar a darle el valor que tenían las marcas de nacimiento y los comportamientos de los niños. Al principio solo los tomaba como coincidencias y ponía toda su atención en las declaraciones verbales de los niños.
En 1997 Stevenson se embarcó en un proyecto que parecía un tanto audaz, pero que a la vez tenía la posibilidad de hacer conocer sus investigaciones a un público general.
Así lo expresa Stevenson:

“Accedí al pedido de un escritor de acompañarme en viajes de estudio por Asia. El iba a mirar “por encima de mi hombro” cuando yo condujera las entrevistas para los casos. Iba a pagar sus propias expensas y luego iba a ser libre de escribir sobre sus impresiones sin censura de mi parte. Esto terminó saliendo bien. El escritor era Tom Shroder, que es actualmente un “senior editor” con el Washington Post. Tom era un sociable compañero de viaje, y soportó bien las frecuentes asperezas e incomodidades de los viajes por Lebanon e India. El libro que escribió se titula: “Old Souls: The Scientific Evidence for Past Lives” (Shroder, 1999). Lo que dice me parece honrado, hacia mí y, lo que es más importante, honrado hacia los niños que recuerdan estas vidas. Este libro también ha colaborado a difundir la información sobre los casos de estos niños.”

Por su parte, Tom Shroder cuenta en su libro, que al finalizar uno de sus últimos viajes junto a Stevenson, éste le hizo una pregunta a Schroder (que, en palabras del mismo Schroder, en realidad era un extraño, un periodista escéptico que había visto lo que el tenía para mostrar).
Stevenson le pidió que le explicara:

“Cómo los científicos, que profesan no mantener ningún dogma que la evidencia razonable no pueda abolir, ignoran los volúmenes de evidencia razonable que se les han provisto.”

Tom Schroder escribió un libro completo sobre sus viajes con Stevenson. Si bien no aporta significativas nuevas evidencias, nos presenta el lado humano de Stevenson en toda su magnitud.
Cuenta Schroder que en una ocasión le preguntó a Stevenson si él consideraba que sus investigaciones habían “probado” la reencarnación. A lo que Stevenson contestó:

“Yo no pienso que haya ningún tipo de prueba en la ciencia aparte de las matemáticas”, sin embargo, agregó, “Sobre los casos que conocemos hoy -al menos para algunos de ellos-, la reencarnación es la mejor explicación que hemos podido encontrar. Hay un impresionante volúmen de evidencia, y pienso que con el tiempo se está haciendo cada vez más fuerte. Pienso que una persona racional, si lo desea, puede creer en la reencarnación en base de esta evidencia”

Ian Stevenson murió a los 88 años a causa de una neumonía, el 8 de Febrero de 2007 en Charlottesville.

El extraño caso de Carl Edon

Durante años, antes de que fuera brutalmente asesinado, Carl Edon trató de convencer a su familia de que él fue reencarnado. Hoy en día sus padres atónitos creen que se les ha dado la extraordinaria evidencia fotográfica.
El joven padre de de Carl, Middlesbrough dijo que desde que tenía sólo tres años había hablado de recuerdos vívidos de una vida anterior como un aviador Nazi muerto cuando su avión fue derribado en 1942.

Ahora sorprendentes nuevas fotos, desenterradas después del tenaz trabajo de detective por un historiador local, revelan un escalofriante parecido entre Carl y un aviador alemán, Heinrich Richter, enterrado en un cementerio de Thornaby.
Richter, un artillero de torreta, murió cuando su bombardero Dornier se estrelló con un ferrocarril en South Bank en el transcurso de una incursión en enero de 1942.

Los restos del bombardero Dornier, dañado por el ataque de fuego antiaéreo antes de precipitarse y chocar, fue descubierto en 1997 enterrado fuera de la carretera de Tilbury: a sólo unos pocos cientos de metros del lugar donde Carl murió apuñalado dos años antes.
Cuando fue desenterrado con restos de Richter en el interior, los padres de Carl, Jim y Val, se estremecieron al recordar misteriosos cuentos de su hijo sobre la reencarnación.

Pero sólo ahora – después de que la Gaceta revelase por primera vez la apariencia del aviador – es la pareja de Coulby Newham quienes miran con una nueva luz las reclamaciones de su hijo.

“Tiene que ser él”, dijo sorprendida Val, cuando se le mostró una foto del alemán con uniforme de gala, poco antes del accidente en Teesside.

“La semejanza entre los ojos y la nariz es extraña”
“Tal vez esta es la última pieza del rompecabezas”, dijo.

La sorprendente imagen se obtuvo después de que el historiador Guisborough y el autor Bill Norman localizaran a los familiares de Richter en Alemania para un nuevo libro.

Una extraña semejanza entre los dos jóvenes hombres y el hecho de que compartan la misma escena de la muerte pero con 53 años de diferencia son sólo dos de las extrañas coincidencias que han desconcertado a los padres de Carl.
Durante la excavación del bombardero alemán se descubrió que la pierna de Richter, aún dentro de un vuelo de arranque, estaba severamente destrozada, explicó Val.

“Carl solía decir que él perdió su pierna derecha en el accidente”, dijo. “Y tenía una marca de nacimiento en la parte superior de la pierna.”

El día que su hijo (trabajador ferroviario) fue asesinado -por Gary Lorenzo Vinter, posteriormente encarcelado de por vida- había estado en Skinningrove para recoger vagones de tren.

Carl Edon y el piloto Heinrich Richter (foto en blanco y negro)

“El día que se estrelló el Dornier había bombardeado Skinningrove y voló a Middlesbrough siguiendo la línea del ferrocarril”, dijo Val.

Carl y Richter habían hecho el mismo viaje el día en que murieron.
“Hay demasiadas extrañas coincidencias, y creo que si Carl estuviera aquí estaría diciendo:” ¿Me crees ahora?”.

Uno de los principales investigadores del país en fenómenos psíquicos admitió que estaba sorprendido por los detalles acerca de las dos muertes.
“A mí me parece un caso fascinante, y estoy seguro que sin duda el SPR estaría interesado en investigarlo si la familia quisiera.”

Las experiencias de Carl están detalladas en un libro llamado “The Children That Time Forgot” por Peter y Mary Harrison, y en un programa de televisión en EE.UU..También ha sido documentado en periódicos británicos y alemanes.

Richter, quien ganó la medalla de la Cruz de Hierro en dos ocasiones y había sido herido en combate, tenía 24 años cuando murió. Carl tenía apenas 22 años cuando fue asesinado, dejando tras de sí a su novia Michelle y sus dos jóvenes hijas Carla y Sofía.

El caso de James Leininger

Hace seis décadas atrás, un joven piloto de la marina de 21 años de edad en una misión sobre el pacífico fue derribado por la artillería japonesa. Su nombre podría haber caído en el olvido si no fuera por James Leininger de seis años de edad.

Algunas personas – incluyendo las que conocieron al piloto – creen que James es el piloto reencarnado. Los padres de James, Andrea y Bruce, una pareja moderna y con un alto nivel de educación, dicen que “probablemente somos las personas menos propensas a tener un tipo de escenario como este en nuestras vidas”. Pero con el tiempo, se han convencido de que su pequeño hijo ha tenido una vida anterior.

Desde muy temprana edad, James jugaba solamente con aviones. Pero cuando tenía 2 años, los aviones comenzaron a provocarle pesadillas regularmente. “Yo lo despiertaba mientras gritaba”, dijo Andrea para la ABCNEWS. Cuando le preguntaba a su hijo que soñaba, le respondia, “un avión en llamas se estrellaba, y un pequeño hombre no podía salir.”

Arriba a la izquierda: James a los 6 años, disfruta de un momento a los mandos de un avión. Arriba a la derecha: James Huston, cuya trágica muerte durante la Segunda Guerra Mundial se recuerda con todo detalle gracias al joven James Leininger, imagen tomada en algún momento en 1944, un año antes de ser derribado.

Andrea dice que su madre fue la primera en sugerir que James estaba recordando una vida anterior. Al principio, dice que dudaba, pero con el paso del tiempo empezó a cuestionárselo seriamente. En una ocasión, ella le compró un avión de juguete, y señaló lo que parecía ser una bomba en su parte inferior, y que James le corrigió y le dijo que era un depósito de caída. “Yo nunca había oído hablar de un depósito de caída”, dijo. “Yo no sabía lo que era un depósito de caída.” Le preguntó en que tipo de avión volaba en sus sueños, y él dijo que era un “Corsair”. Las violentas pesadillas de James se pusieron peor y se producían tres y cuatro veces a la semana.
La madre de Andrea le sugirió que mirara el trabajo del terapeuta Carol Bowman, quien cree que los muertos a veces, pueden renacer. Con la guía de Bowman, comenzó a alentar a James a compartir sus recuerdos – y de inmediato, dice Andrea, las pesadillas empezaron a volverse menos frecuentes. Bowman dijo que James estaba en la edad en que las vidas anteriores son más fáciles de recordar. “Ellos no han tenido el condicionamiento cultural, la estratificación sobre la experiencia en esta vida por lo que los recuerdos pueden filtrarse con mayor facilidad”, dijo.

Con el tiempo, James reveló detalles extraordinarios sobre la vida de un ex-piloto de combate. James dijo que su avión había sido alcanzado por los japoneses y que se estrelló, también le dijo a su padre el nombre del barco del que partió – Natoma – y el nombre de alguien con quien voló – “Jack Larson”. Después de algunas investigaciones, Bruce descubrió que tanto Natoma como Jack Larson eran reales. La Bahía de Natoma era un portaaviones pequeño en el pacífico y Larson aún vivía en Arkansas.

USS Natoma Bay

Decidido a completar las piezas faltantes del rompecabezas, Bruce visitó a Larson en Arkansas, en septiembre de 2002 y le preguntó acerca de Huston. Larson dijo que no podía recordar lo que pasó con Huston, pero estaba seguro de que su avión había sido alcanzado por fuego anti-aéreo el 3 de marzo de 1945, Huston no regresó de su misión y fue declarado desaparecido en combate. Larson había sido compañero de Huston durante la jornada en Chichi Jima.
Más tarde, Bruce trató de localizar a los miembros de la familia de Huston. En febrero de 2003 se puso en contacto con Anne Huston Barrón, hermana de Huston, que vivía en Los Gatos, California, a través de varias conversaciones telefónicas, Los Leiningers y la Sra. Barron se hicieron amigos, y ella accedió a enviarle fotos de su hermano durante el servicio militar. En una de las fotos aparecía Huston de pie delante de un avión de combate Corsair – el mismo tipo de avión de James había mencionado.

Huston posa con su avión Corsair

Bruce no le contó a la Sra. Barron la historia sobrenatural de su hijo hasta el otoño de 2003. Cuando por fin le habló de la posibilidad de que el espíritu de su hermano podría ser parte de James, en un primer momento se sorprendió y tuvo que dejar al margen toda la historia, más tarde, Bruce y Andrea recibieron una carta de la Sra. Barron junto con varios de los efectos personales de Huston, en la que mencionaba no sólo que sentía que James debía tener las pertenencias, sino que además ella realmente creía la historia.
“Este niño no podía saber las cosas que hizo – simplemente no podría – por lo que creo que de alguna manera es parte de mi hermano”, dijo la Sra. Barron. “Todo sucedió hace muchos años, desconozco este fenómeno, pero debe haber alguna razón”. A pesar de no saber la razón de estas coincidencias, la señora Barrón está convencida de que James Leininger está de alguna manera vinculado a su hermano.

Bruce iba descubriendo más información acerca de Huston, y puso más atención a las acciones de su hijo. James tenía tres muñecos GI Joe a los que llamaba Leon, Walter y Billie -nombres de los tres pilotos que coincidentemente sirvieron con Huston-. Según los registros de la Flota del Pacífico de EE.UU., el teniente Leon Stevens Conner, Alférez Walter John Devlin y Ensign Billie Rufus se encontraban entre las 21 víctimas mortales del bahía de Natoma. Ellos fueron también miembros del escuadrón VC-81 de aire con Huston. Cuando le preguntó por qué llamaba a sus muñecos de esa manera, James le respondió: “Porque ellos me saludaron cuando fui al cielo.”

El caso de Purnima Ekanayake

El profesor de psicología en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Islandia, Erlendur Haraldsson, investigó el extraño caso de Purnima Ekanayake, una niña que afirma haber sido un fabricante de incienso y que murió en un accidente de tráfico.
Purnima tenía nueve años cuando el profesor Erlendur Haraldsson la vio por primera vez en septiembre de 1996 en su casa en Bakamuna, un pequeño pueblo en el distrito del centro de Sri Polunnaruwa Lanka. Todavía estaba hablando de su vida anterior, lo cual era inusual en esa edad porque la mayoría de los niños dejan de hacerlo a la edad de cinco o seis años. Según sus padres, ella comenzó ha hablar de su vida anterior cuando tenía tres años de edad. A la edad de 4 años, después de ver un famoso programa de televisión en el que aparecía el Templo Kelaniya (templo de peregrinación de los budistas en Sri Lanka y a 145 km de Bakamuna), Purnima dijo que conocía aquel templo. Unos días más tarde, la pequeña junto con sus padres fueron a conocer la ciudad del templo Kelaniya. Al llegar a la ciudad, Purnima dijo: “Yo vivía en el otro lado de este río (Río Kelaniya).”

A la derecha el investigador Erlendur Haraldsson, Purnima Ekanayake y su padre.

Con el paso del tiempo las conversaciones de Purnima se volvieron más extrañas, empezó a hablar acerca de tener otra madre y otro padre, y que trabajaba en una fábrica de incienso. También habló acerca de un terrible accidente con un Zoku (una especie de autobús). A pesar de las extrañas “afirmaciones”, los padres de Purnima no le prestaron mucha atención, pensaban que sólo era una niña inteligente y con gran imaginación.

A la edad de 6 años, Purnima se dio cuenta de que su madre estaba triste, por un accidente de coche que se había producido cerca de la casa en la que una persona falleció. La pequeña trató de consolar a su madre diciendo:

“No te preocupes por eso, yo también he venido a raíz de un accidente.”

Los padres sorprendidos, llegaron a la conclusión de que su hija parecía tener recuerdos de otra persona, o más específicamente, de una vida pasada.
Durante tres años, Erlendur Haraldsson investigó las reclamaciones de Purnima, la metodología de la investigación consistió en entrevistas con todos los testigos del caso, juntos y por separado.
Según los recuerdos de la vida anterior de Purnima, había sido un hombre. Trabajaba en una fábrica de incienso y sabía el nombre de la marca: Ambiga. Según ella, fue el mejor fabricante de incienso en la familia. También informó sobre su muerte: “Después del accidente, sólo cerré los ojos y vine aquí”,“fui atropellado por un autobús” “Un pedazo de hierro estaba en mi cuerpo”, dijo.

Un conocido de la familia, el profesor Sumanasiri, que vivía cerca de la zona donde Purnima afirmaba haber vivido, decidió investigar y encontrar a la supuesta familia anterior de la pequeña. El profesor sabía que:

* Ella vivía al otro lado del río del Templo Kelaniya
* La empresa fabricaba incienso Ambiga y Gita Pichcha
* Ella vendía el incienso en una bicicleta
* Ella tuvo un fatal accidente con un vehículo grande

Con esta información, Sumanasiri comenzó a investigar. Preguntó a los lugareños si conocían alguna de fábrica de incienso en la zona. Había tres, todas ellas pequeñas empresas familiares. Para sorpresa de Sumanarisi, una empresa fabricaba incienso llamados Ambiga y Geta Pichcha. Haciéndose pasar por un comprador de incienso, Sumanarisi comenzó a hacerle algunas preguntas al dueño de la fábrica: LA Wijisiri. En un momento dado de la conversación, Wijisiri, dijo que su hermano Jinadasa, había muerto en un accidente con un autobús cuando traía del mercado incienso en una bicicleta en septiembre de 1985, dos años antes del nacimiento de Purnima.

Cuando Sumanarisi regresó, informó de sus hallazgos al padre de Purnima. Una semana y media más tarde, la pequeña, sus padres y Sumanasiri hicieron una visita sorpresa a la familia Wijisiri. Cuando el grupo llegó a la casa de Wijisiri, que llegó un poco después, Purnima se reunió por primera vez con las dos hijas de Wijisiri. Cuando Wijisiri entró en la casa, la pequeña le miró y dijo:

“Este es mi hermano.”

A Wijisiri no le gustó la visita, y menos aún las conversaciones de Purnima, Wijisiri pidió a todos que se marcharan, pero Purnima empezó a hablar de como se hacía el incienso y le pregunto acerca de los paquetes de incienso hechos por la familia.

“¿Habeis cambiado los paquetes?”, dijo Purnima.

Wijisiri se quedó en silencio. Después de la muerte de su hermano Jinadasa, Wijisiri cambió el color y el diseño de los paquetes. Purnima también le preguntó sobre su rodilla. Wijisiri había sufrido un accidente y se la había fracturado, Jinadasa fue quien cuidó de su rodilla.

“¿Cómo está Somasiri y Padmasiri?”, dijo Purnima.

Somasiri y Padmasiri fueron los mejores amigos de Jinadasa. Los dos habían ido a comprar materias primas para fabricar incienso, cada uno a diferentes lugares. Todo el mundo se quedó sin aliento con la cada vez más profunda conversación de la pequeña, más Wijisiri estaba convencido de algo asombroso: de que Purnima era la reencarnación de Jinadasa.

Purnima nació con unas prominentes marcas en la parte inferior izquierda del pecho. Cuando la familia de Purnima se reunió con la familia de Jinadasa la pequeña habló sobre estas marcas, dijo que las ruedas le pasaron sobre su pecho y le golpeó el lado izquierdo.

Purnima mostrando al investigador Erlendur Haraldsson sus marcas de nacimiento.

“Esta fue la marca que recibí cuando fui atropellado por un autobús”, dijo Purnima a Wijisiri. Wijisiri sabía que las mortales lesiones de Jinadasa ocurrieron en el lado izquierdo, justo debajo del pecho. Jinadasa murió en el acto, su otro hermano Chandradasa fue quien dijo a la familia después de ver las graves lesiones en el lado izquierdo del pecho, que las costillas inferiores parecían querer salir hacia fuera.

Algunos de los detalles más significativos de este caso son, las dos familias se encontraban muy distantes y estaban completamente aisladas una de la otra. Catorce de diecisiete declaraciones pudieron ser encontradas y revisadas como hechos que sucedieron en la vida de Jinadasa, que murió dos años antes del nacimiento de Purnima. Las marcas de nacimiento de Purnima coinciden con el área de las lesiones mortales sufridas por Jinadasa, están en el lado izquierdo del pecho, al igual que la mayoría de las costillas rotas de Jinadasa. La pequeña tenía conocimientos de la fabricación de incienso, algo altamente inusual para una niña pequeña. En general, los recuerdos, las marcas de nacimiento y el autoconocimiento, hacen que el caso de Purnima Ekanayake sea bastante inusual.

elnuevodespertar

Referencias

  • http://reluctant-messenger.com/reincarnation-proof.htm
  • http://johndenugent.org/solutreanism/important-info/reincarnation-evidence/
  • http://web.mac.com/el_puente/Vidas_Pasadas/Dr_Ian_Stevenson.html
  • http://www.reversespins.com/proofofreincarnation.html
  • http://www.ianlawton.com/cpl3.htm
  • https://notendur.hi.is/erlendur/english/
http://elnuevodespertar.wordpress.com/2012/02/21/la-prueba-cientifica-de-la-reencarnacion/

¿Fueron los perros los que ayudaron al 'Homo sapiens' a dejar fuera de la competencia a los neandertales?

Foto: Pedro Jorge Henriques Monteiro

Vía: The Atlantic.com | Megan Garber | 14 de mayo de 2012 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Uno de los más convincentes -y duraderos- misterios de la arqueología se refiere a la aparición de los primeros seres humanos y el declive de los neandertales. Hace alrededor de unos 250.000 años los neandertales vivieron y evolucionaron, con bastante éxito, en el área que ahora es Europa. Y en algún momento, entre hace 45.000 y 35.000 años, los primeros humanos llegaron a la misma zona.

Los Homo sapiens proliferaron en su nuevo entorno, su población se incrementó por diez en los 10.000 años siguientes a su llegada; mientras tanto, los neandertales declinaron y finalmente desaparecieron.

¿Qué pasó? ¿Qué es lo que salió tan mal a los neandertales y qué fue lo que nos salió tan bien a nosotros, los humanos?

La causa, según algunas teorías, pudo haber sido el medio ambiente: la decadencia de los neandertales sería un subproducto -¡caramba!- del cambio climático. Puede haber sido social, pues los humanos modernos desarrollaron la capacidad de cooperar y se valieron de las ventajas evolutivas de la cohesión social. Puede que haya sido tecnológica, pues los seres humanos simplemente desarrollaron herramientas más avanzadas y armas de caza que les permitían conseguir alimentos, mientras que sus homólogos, menos cualificados, pasaban hambre incesantemente.

Sin embargo, los investigadores de la Universidad de Cambridge, Paul Mellars y Jennifer French, tienen otra teoría. En un artículo publicado en la revista Science, concluían que "la supremacía numérica por sí sola pudo haber sido un factor crítico" en el dominio humano, simplemente desplazando a los neandertales.

Ahora, en un análisis publicado en American Scientist, la antropóloga Pat Shipman realiza una aportación sobre ese trabajo. Después de analizar el artículo de Mellars y French, y compararlo con la literatura existente, Shipman ha llegado a una conclusión intrigante: que la buena salud evolutiva, en términos comparativos, de los seres humanos se debió a la domesticación de los perros.

Sí. El mejor amigo del hombre, sugiere Shipman, también pudo haber sido el mejor amigo de la humanidad. Los perros podrían haber sido la tecnología que permitió a los primeros seres humanos prosperar.

Shipman analizó los resultados de las excavaciones de huesos fosilizados de cánidos en Europa durante el tiempo en que los seres humanos y los neandertales coincidieron. En su conjunto, ellos proporcionan algunas evidencias convincentes de que los primeros seres humanos, en primer lugar, participaron en rituales de adoración al perro. Los esqueletos de cánidos de hace 27.000 años encontrados en Predmostí, en la República Checa, muestran la disposición de un pristíno entierro ritual. Marcas y agujeros en dientes de cánidos hallados en el mismo lugar (izquierda) sugieren que los primeros seres humanos utilizaron esos dientes como adornos, y la gente del Paleolítico, subraya Shipman, rara vez hacía adornos de animales que utilizaban simplemente para comer. También está el hecho, más periférico, de que, al igual que los seres humanos, los perros rara vez están representados en el arte rupestre; una posible sugerencia de que los pintores rupestres podrían haber considerado a los perros no como a los animales de caza que tendían a representar, sino como compañeros de viaje.

Shipman especula que la afinidad entre seres los humanos y los perros se manifestó principalmente en la forma en que se haría durante muchos miles de años: en la caza. Los perros ayudaban a los humanos a identificar a sus presas; pero ellos también trabajarían, según la teoría, como bestias de carga, jugando el mismo papel para los primeros seres humanos que el que jugaron para los Pies Negros y los Hidatsa del oeste americano, los cuales criaron perros grandes y fuertes específicamente para transportar paquetes atados en ellos (los perros del Paleolítico eran grandes, para empezar: tenían, según sugieren sus esqueletos, una masa corporal de al menos 31,5 kg., y una altura al hombro de por lo menos 60 cm., lo que que les permitía ser, como mínimo, del tamaño de un moderno "pastor alemán"). Dado que el transporte de cadáveres de animales era una tarea de intensa energía, conseguir que los perros hicieran ese trabajo significaba que los seres humanos podían concentrar sus energías en actividades más productivas: cazando, recolectando y reproduciéndose.

El posible resultado, afirma Shipman, fue un círculo virtuoso de cooperación: uno en el que los seres humanos y sus amigos caninos se hicieron más fuertes, conjuntamente y a lo largo del tiempo.

Hay también otro aspecto interesante -lleno de conjeturas- en la teoría. Podría ser, según sugiere Shipman, que los perros representasen mucho más que una tecnología de acompañamiento para el hombre del Paleolítico. Podría ser que su estrecha cooperación trajera consigo sus propios efectos sobre la evolución humana, de la misma manera que la domesticación del ganado llevó a los seres humanos a desarrollar la capacidad de digerir la leche. Shipman apunta a la "hipótesis de los ojos cooperativos", la cual se basa en la observación de que, en comparación con otros primates, los humanos tienen la esclerótica muy visible (la parte blanca de los ojos). Para objetivos de caza en solitario, la esclerótica representan una clara desventaja: no sólo tus molestos ojos blancos tienden a destacar contra el fondo oscuro de un bosque o una roca, regalando tu ubicación, sino que también revelarán la dirección de tu mirada. Es difícil ser un cazador cauteloso cuando tus ojos están constantemente quitándote el sigilo.

Los ojos expresivos, sin embargo, a pesar de su desventaja competitiva, tienen una gran cosa a su favor: son excelentes en la comunicación. Cuando los primeros seres humanos cazaban en grupos, "los ojos cooperativos" les pudieron permitir "hablar" entre sí, en silencio, y, por lo tanto, con eficacia: los ojos, como ventanas del alma, son también una ventaja evolutiva. Y, a su vez, pudieron haber dado lugar a un impulso más arraigado hacia la cooperación. En los bebés humanos, los estudios han demostrado que siguen la mirada de forma automática, cuando la conexión se realiza. El contacto visual es una segunda naturaleza para nosotros; es un rasgo que nos hace únicos respecto a nuestros compañeros primates.

Los perros, no obstante, también reconocen el poder de la mirada. En un estudio realizado en la Universidad Central Europea, Shipman señala que "los perros funcionan como los niños humanos, siguiendo la mirada de quien les habla en pruebas en las cuales la cabeza del hablante se mantiene parada". Los seres humanos y sus mejores amigos comparten una afinidad por el contacto con los ojos, y somos claramente únicos en esa afinidad. Hay una posibilidad, dice Shipman -aunque hay mucho más trabajo por hacer antes de que esa posibilidad pueda convertirse incluso en una hipótesis- de que nosotros hayamos desarrollado evolutivamente esa afinidad juntos.

"Ningún estudio genético ha confirmado todavía la prevalencia o ausencia de la esclerótica blanca en los seres humanos modernos del Paleolítico o en los Neandertales", señala Shipman. "Pero si la mutación de la esclerótica blanca ocurrió con más frecuencia entre los primeros -tal vez por casualidad- esta característica podría haber mejorado la comunicación humano-perro y promovido la domesticación".

Lo cual es otra manera de decir que, a medida que los perros fueron una tecnología evolutiva, ellos pudieron haber sido una tecnología que nos cambió para mejor. El viejo axioma -damos forma a nuestras herramientas, y después nuestras herramientas nos moldean- puede ser tan antiguo, y cierto, como la humanidad misma.
-----------------------------------------------------------------------------------------

Estamos, como vemos, ante otra teoría novedosa tendente a explicar, como un factor más, la causa de la desaparición de los neandertales.

A mí, la verdad, no me convence, por más que resulte muy sugestiva en apariencia. Hay que tener en cuenta que las dataciones que se dan para esos posibles perros prehistóricos domesticados son muy tardías (unos 32.000 años B.P.) respecto a la desaparición de los neandertales, los cuales alrededor de esos años ya estaban en plena decadencia o desaparición. Por tanto, es muy dudoso que el perro haya resultado una herramienta tecnológica competitiva (a la hora de cazar, por ejemplo) que favoreció su eliminación.

Y eso sin tener en cuenta de que no hay nada que impida pensar que los neandertales también pudieron haber tenido perros domesticados (aun cuando el registro fósil no los encuentre asociados todavía). Al fin y al cabo, desde el punto de vista genético se considera que la separación entre el lobo y el perro sucedió hace unos 100.000 años, es decir, un tiempo suficiente para que los neandertales pudieran haber experimentado con la crianza y domesticación de los perros.

En consecuencia, si los perros resultaron una ventaja competitiva fue a posteriori de los neandertales. Resultaron, como se dice, una tecnología nueva añadida a las ya disponibles de cara al futuro. Máxime cuando con el tiempo, y a través de los distintos cruces, pudieron conseguirse variedades perrunas especializadas en distintas actividades y objetivos.

http://terraeantiqvae.com